Vemos que tooooodo el mundo hace algún tipo de actividad física (y por supuesto lo publican en redes sociales, si no que chiste): Los que hacen Crossfit, los de Zumba, los runners, nadadores y miles de variables más. Pero, ¿lo hacen de manera consciente, teniendo en cuenta los efectos positivos en cuanto a la salud física?

Hoy está súper de moda, sobre todo entre millennials, el fitness. Si te estás preguntando qué es, te cuento que en la web podemos encontrar varias definiciones. Una que me pareció bastante descriptiva, es la siguiente: fitness o forma física (en español, “buena forma”) es un estado general de salud, y en forma más específica, se le llama a la capacidad de practicar ciertas actividades físicas, ocupaciones y actividades cotidianas. ¿Más concreto? Ejercicio físico y alimentación para quedar más o menos así.

Las chicas en general (y muchos chicos también) realizan ciertas actividades con el  objetivo de llegar a ser como ese “modelo“ de algún perfil que vieron en las redes y probablemente no les importen tanto los sacrificios, con tal de lograrlo.

Lo practican porque está de moda y sin el conocimiento necesario sobre nutrición, la forma correcta de hacer cada ejercicio y los períodos de descanso adecuados para cada persona.

La practicidad de internet nos lleva a tener un acceso fácil a cualquier tipo de información y lo vemos muchísimo en temas de salud. ¡Hay aplicaciones de consulta en vivo a un médico, que hasta te puede recetar medicación vía web!

Esto permite poner en spotlight una mayor conciencia sobre la importancia de la realización de actividades físicas, acompañada de una buena alimentación; pero también es cierto que  abunda la información incorrecta, errónea, subida por personas que distan de ser profesionales y que sólo buscan viralizar contenidos, más que ayudar a una vida sana. En este sentido, hay que tener muy en cuenta qué se nos “vende” o qué copiamos, como dijo Agustina en esta nota.

Las redes sociales crearon un estereotipo de personas que los más jóvenes quieren imitar. Hay un nuevo tipo de “famosos”, que tienen cientos de miles de seguidores en sus cuentas y que comparten fotos y vídeos de dietas, recetas de comidas, rutinas de entrenamiento y ejercicios, que luego son copiados por los adolescentes que -para variar- no se encuentran conformes con su cuerpo.

Si buceamos un poquito en los hashtags del tipo #fitness o #fitnessgirl, vamos a encontrar muchísimas fotos del “antes y después” y miles de comentarios aduladores. ¿Alguien se pregunta si llegó a eso de una forma segura?

No queremos aburrirte ni asustarte, ¡no somos tus viejos! Pero la idea es instalar el tema y que aprendas a ser y hacer fitness desde una base confiable.

Y dicho esto, ¡queremos conocer tu experiencia! Contanos cómo te va con el ejercicio, qué te parece el fitness, si practicás alguna de estas rutinas. Nos interesa saber de dónde sacás la info y si hacés lo que te parece que va a dar resultados (no importa qué) o si chequeás antes que provenga de alguien especializado.

Categorías: Notas y Noticias