La playa más misionera de Brasil recibió el nuevo año repleta, muchos rituales (saltar las 7 olas, ofrendas a Iemanjá, etc) y unos 15.000 kilos de explosivos.

Etiquetas:
Categorías: Videoteca