Sí, lo sabemos, somos bastante densos con el asunto y para algunos leer Bitcoin suele obligarlos a hacer scroll para huír de ahí. Pareciera que es una secta reservada para geeks, informáticos y expertos en el mundo de las criptomonedas. Bueno, es tu semana de suerte, porque las ONG Bitcoin Argentina y ONG Bitcoin Latinoamérica quieren romper ese preconcepto y lo están haciendo arriba de una Mercedes-Benz Sprinter con la que recorren el país y vienen a Misiones este viernes y sábado.

Es un proyecto sin fines de lucro que propone generar puentes entre quienes están desarrollando la tecnología y personas de distintos ecosistemas sociales, económicos y culturales. Chicos y chicas «de la tecnología» y empresarios, facilitadores, funcionarios públicos. Están todos invitados.

Las ONG compraron en conjunto la Sprinter y la equiparon con todo lo necesario para que pueda salir por las rutas de Argentina (eventualmente de América Latina). Aparte de contar con herramientas y comida, la Bitcoineta, cuenta con un proyector para convertirla en un minicine móvil, para difundir conocimientos básicos de esta tecnología y también para proyectar películas afines.

La agenda de julio y agosto de La Bitcoineta.

Es un sueño poder llevar la tecnología Bitcoin y Blockchain a Latinoamérica a aquellas personas que no tienen acceso al conocimiento habitualmente. La idea de la Bitcoineta es alcanzar cada pequeño pueblo y ciudad en Argentina y luego al resto de América enseñando a la gente cómo puede beneficiarse con esta tecnología.

Gabriel Kurman, uno de los fundadores del proyecto.

La Bitcoineta partió rumbo al primer destino, Chascomús, el viernes 1 de junio desde el estacionamiento pegado al Espacio Bitcoin, la «embajada» bitcoiner, un lugar que funcionó como centro de operaciones del proyecto.

Las primeras veces que uno escucha sobre estas tecnologías es difícil entender todas las implicancias que tiene hoy y en un futuro. Entonces, ya ir sembrando esta semilla de la blockchain en las distintas comunidades nos va a permitir recolectar los frutos en unos años».

Julián Drangosch, profesor universitario en la Universidad Tecnológica Nacional de Argentina (UTN).

Decentralizar el conocimiento

Basándose en una de las premisas de esta tecnología (la descentralización), la Bitcoineta y sus evangelizadores y desarrolladores llegan a distintos puntos del país y la región para educar acerca de los beneficios de la blockchain (cadena de bloques) para ayudar a los gobiernos, emprendimientos y agentes culturales a lograr mayor transparencia en los procesos, el fin de los intermediarios, reducción de costos, etc.

Para participar de los talleres o charlas de La Bitcoineta no hay que saber, solamente hay que tener ganas de aprender».

Este viernes y sábado estarán en Posadas, luego en Oberá e Iguazú, así que no dejes de seguir sus redes sociales para conocer la agenda completa y sumarte a este viaje.

Categorías: Notas y Noticias