En la madrugada del viernes (10) cerca de las 5:15 h la Policía Militar fue alertada telefónicamente para atender un tiroteo con una víctima en la Avenida Atlántica en la Barra Sur de Balneario Camboriú.

Al llegar al lugar los policías fueron informados de que la víctima ya había sido trasladada a un hospital en un Ford Focus y que desconocían quién efectuó los disparos. Al dirigirse al Hospital Ruth Cardoso de Camboriú los médicos y enfermeros de la guardia les indicaron que el Ford Focus dejó a la víctima herida y se dio a la fuga.

Luego de las curaciones, la policía interrogó a la víctima y ésta relató que estaba tomando algo en uno de los «kioskos» cercanos a la costanera de la ciudad cuando notó que a unos metros se había desatado una pelea e inmediatamente fue alcanzado por un disparo de un arma de fuego, sin poder identificar al autor del disparo.

Las cámaras de seguridad de la ciudad lograron captar el momento de los disparos, donde se ve a un hombre con un buzo gris y mangas negras, jeans y una gorra roja que dispara hacia el Ford Focus mencionado por los testigos y los médicos de guardia, lo que hace suponer que la víctima en realidad estaba dentro del auto, como acompañante y fue abandonado en el hospital por su compañero ahí para que recibiera asistencia médica.

Lo que hace sospechar a los investigadores de la historia de la víctima sobre la versión de su ubicación en el kiosko es su prontuario: 17 dentenciones por robo, hurto, tráfico de drogas y violencia doméstica. Según las autoridades no pudieron identificar las chapas patente del vehículo.

 

Categorías: Notas y Noticias