Un sismo de 7.3 grados sacudió ayer por la tarde en Venezuela, según informó el Servicio Geológico de Estados Unidos, sin causar daños ni víctimas. El epicentro del terremoto fue a 400 km de Caracas, a una profundidad de 123.2 km. y se sintió fuertemente en Trinidad y Tobago donde hubo daños materiales significativos.

El movimiento se sintió con mayor fuerza en el norte del país, en varios puntos de Caracas y los estados de Miranda, Carabobo, Aragua, Zulia, Anzoátegui, Sucre y la isla Margarita.

Decenas de personas debieron de abandonar sus viviendas y oficinas. Muchos permanecían en la calle mientras las autoridades les permitían reingresar. Habitantes de Colombia y Ecuador también dicen haber experimentado la sacudida.


Poco después del sismo, Aeronáutica Civil colombiana informó a través de Twitter que el aeropuerto de Bogotá cerró unos diez minutos para inspeccionar las pistas.

El movimiento ocurrió mientras en el palacio de gobierno venezolano se realizaba una concentración en apoyo al presidente Nicolás Maduro.

Un capitán de bomberos de Caracas, John Boquett, dijo que hasta ahora los efectivos no tienen reportes de heridos. Boquett indicó que en los informes que se tienen hasta el momento no hay daños en las estructuras en Caracas; solo hay un edificio en el este de la ciudad que sufrió un desprendimiento en parte de su fachada sin que se reporten lesionados en el lugar. 

Trabajadores de las oficinas del centro de Caracas y peatones aguardaron en la calle a que las autoridades revisen las estructuras de los edificios antes de poder volver a ingresar.

El capitán de Bomberos precisó que los pobladores de la capital desalojaron sin problemas las edificaciones.

 

Categorías: Notas y Noticias