El flaco se llama Matías Caudana, tiene 20 años y está procesado y detenido preventivamente por narcotráfico. Pidió autorización para realizar visitas intercarcelarias a Nahir Galarza, condenada a prisión perpetua por el asesinato de quien era su novio, Fernando Pastorizzo. Ayer obtuvo esa autorización por parte del Tribunal Oral Federal de Paraná. Se conocieron cuando Matías iba a visitar a su abuela que está en la misma prisión que Nahir, también detenida por narcotráfico.

Pero ojo, Nahir habló con Infobae y negó la relación: «No tengo novio ni conozco a ese chico. Inventan tantas cosas que necesitaría un día entero para desmentirlas». En el escrito presentado por la defensa de Caudana solicitan el permiso para «profundizar la relación de noviazgo». ¿La justicia autorizó a que visiten a Galarza sin su consentimiento? Machismo everywhere. 

Matías Caudana tiene 20 años, lleva dos preso y podría recibir 5 por venta de drogas.

Según la investigación judicial, Matías Caudana cumplía el rol de distribuir y almacenar drogas. En la causa bajo la que le dictaron prisión preventiva hubo otras 21 personas procesadas, incluido su padre, señalado como el jefe de la banda narco.

Finalmente hay rumores de que Nahir accedió a ser visitada por Matías (¡¿al final!?). Para que los encuentros entre Matías y Nahir efectivamente se lleven a cabo debe mediar una coordinación logística entre las dos unidades penales. No hay ningún acuerdo para que se efectúen encuentros íntimos.

Etiquetas: