Posadas está que arde y no solamente por la inclemencia del clima, es que «el cambio» le llegó a la tarifa de colectivos y las cuentas no cierran en ninguna casa. Nación se pegó un borronazo y el precio del boleto urbano en Posadas se iría a $60 mangos por cabeza si alguien más no pone esa guita.

A pesar de lo solicitado en Audiencia Pública, desde el Gobierno de Misiones se decidió absorber esos fondos por un total de alrededor de 323 millones de pesos. Aún con este desembolso el boleto aumentaría hasta los $20 con la SUBE Misionera y a $28 sin la tarjeta en Posadas, $25,90 en Garupá y $30,40 en Candelaria (estos últimos con SUBE).

Gasto de una pareja para ir a trabajar (22 pasajes por persona) por mes.

Sin este nuevo subsidio provincial una pareja debería desembolsar $10.560 (22 pasajes semanales a $60 cada uno durante 4 semanas) por mes solamente para ir y volver al trabajo de lunes a sábado en horario comercial. Con la ayuda del Gobierno de Misiones el valor quedaría en $3.520 (22 pasajes semanales a $20 cada uno durante 4 semanas).

La Renovación viene haciendo alarde de su capacidad para administrar dinero (incluso con comparaciones sobre las otras provincias de la región y el país) y parece que no era bluffing, porque el hombre de confianza de Rovira para manejar las cuentas logró que los números le den en ese castillo de naipes de la relación recaudación/gasto. Safrán sería reafirmado como Ministro de Hacienda y no deja de hacer méritos para ganarse el lugar en el gabinete que viene, ante un eventual triunfo del oficialismo.