El ex canciller Héctor Timerman murió hoy a las 65 años como consecuencia del cáncer que lo enfermó hace más de dos años. En julio pasado le tomaron declaración indagatoria en la causa por la firma del memorándum de entendimiento con Irán, en la que estaba acusado por encubrimiento del atentado a la AMIA.

Por el avanzado estado de su enfermedad, Timerman había declarado de manera anticipada desde su casa aunque con complicaciones, con una voz pausada. «Lo lamento, pero es día a día. Además de cáncer tengo otras enfermedades», había expresado Timerman aquel 13 de julio. «Cada vez tengo menos fuerzas y quiero demostrar quién miente y quién dice la verdad», publicó un día antes en su cuenta de Twitter.

«Con la presentación de las acusaciones empezaba el juicio y eso después de 25 años debía ser un orgullo para la Argentina. Me fui en el 2015 del gobierno y ya era inconstitucional el memorándum. Cuatro años después, ¿me puede decir en qué ha avanzado la causa? Es retórico. Lo único que avanza es mi cáncer«, dijo Timerman desde su domicilio, hasta donde fueron a tomarle declaración los jueces Gabriela López Iñíguez y José Michilini y el fiscal Marcelo Colombo después de que se frustrara por la mañana una videconferencia programada desde los tribunales de Comodoro Py.

«No hice nada que interfiera con la Justicia. Si tuviera alguna duda no hubiese firmado el memorándum», agregó Timerman ante las preguntas de los jueces y el fiscal. También defendió a Cristina Kirchner: «La presidenta Cristina jamás me dio una orden que sea contraria a la ley y yo jamás la hubiera cumplido. Pero nunca la recibí. Ella estaba muy interesada en resolver este caso y resolverlo bajo su presidencia. Quiero dejar en claro esto porque parece que el tema del memorándum lo están usando para atacarla».