Patricia Yameta fue degollada ayer viernes en su casa de la localidad cordobesa de Guatimozín (a unos 370 kilómetros al sureste de la capital provincial) y su pareja, principal sospechoso del crimen, murió poco después al chocar su auto con un camión cuando se trasladaba por la ruta nacional 8, informaron fuentes judiciales y policiales. Patricia  vivía con sus dos hijos y su pareja y presunto asesino, Claudio Alarcón (48). La principal hipótesis del hecho es que se trató de un femicidio, cometido con un arma blanca.

 
En base a las evidencias obtenidas, los investigadores iniciaron la búsqueda de la pareja de Yameta como principal sospechoso.

Mientras se desarrollaban las diligencias, la policía recibió una comunicación sobre la muerte de Alarcón en un episodio de tránsito sucedido sobre la ruta nacional 8, en cercanías de la zona de Arias, una población cordobesa ubicada a unos 30 kilómetros del lugar del femicidio, dijeron los voceros policiales.

La camioneta Peugeot Partner que conducía Alarcón chocó de frente con un camión Fiat.

A raíz del fuerte impacto, el acusado de femicidio murió en el lugar y los pesquisas no descartan que se haya tratado de un suicidio al volante, ya que testigos sostuvieron que el conductor cambió de carril con aparentes intenciones de ser embestido. El chofer del camión sufrió heridas de consideración y fue llevado al hospital de Arias.

 

El utilitario que manejaba el acusado de femicidio.

En el interior de la Partner, la policía encontró una cuchilla que será sometida a pericias para determinar si fue el arma con la que se cometió el femicidio.