El abogado Paulo de Carvalho Souza, de 42 años, finalmente se rindió, despué de atrincherarse en el balcón de su departamento por 24 horas. Amenzaba con suicidarse saltando del balcón, pero después de un día entero de negociación, fue vencido por el cansancio.

El hombre mató a su novia, también abogada, Lucimara Stasiak, de 29 añis el 28 de marzo durante una pelea. La apuñaló repetidas veces en un supuesto brote psicótico.

El asesino tuvo el cuerpo escondido hasta ser descubierto el 2 de abril cuando levantó sospechas al transportar grandes bolsas de hielo al departamento. El encargado del edificio hizo la denuncia y desde ese momento, Paulo permaneció en el balcón del departamento hasta ayer a las 18:30 h aproximadamente.

Foto: CC

Había informaciones que indicaban que el femicida había descuartizado a la mujer para poder deshacerse más fácil del cuerpo, pero una vez adentro la policía pudo confirmar que el cadaver estaba entero, con múltiples puñaladas.

La negociación fue muy tensa, porque el hombre (que indicó conocer sobre técnicas de rescate y reducción de personas) se mantuvo en alerta todo el tiempo, impidiendo el acceso desde el departamento superior. Paulo tuvo contacto con un negociador pero ayer por la tarde se sentó en el borde del balcón con los pies hacia afuera y todos creyeron que saltaría. Finalmente, tras la caída del sol, el cansancio le ganó y se entregó.

La emergencia movilizó diferentes áreas policiales y convocó a muchísimos curiosos, lo que dificultó el trabajo de la policía, ya que los transeúntes insistían a Paulo con que salte del 7º piso del Edificio Ilha Paquetá.

Etiquetas: