🤑 BTC: USD $ 0000.00 | 🇦🇷 Femicidios en 2022: 132

DestacadasElecciones 2019Política

El salto del tigre(nse)

Frente Renovador

Hoy hay Congreso del Frente Renovador en Parque Norte, Buenos Aires. Y, en teoría (como el funcionamiento del comunismo) se van a definir respecto al camino a tomar con respecto a las elecciones presidenciales.

Julio Zamora, intendente de Tigre, selló su apoyo públicamente al candidato presidencial del kirchnerismo, Alberto Fernández. «Ayer felicité personalmente a Alberto Fernández por su candidatura presidencial en la fórmula electoral nacional que integra con Cristina Kirchner, junto con Axel Kicillof y Verónica Magario en la provincia. Unidos construiremos una Nueva Argentina (sic) donde todas y todos puedan progresar con un futuro mejor», escribió el jefe comunal en Twitter.

 

 

«Unidos por una Nueva Argentina», UNA, la frase resaltada en mayúsculas por Zamora en su tuit, fue el nombre del frente electoral que Massa encabezó en 2015 junto a, entre otros, el fallecido exgobernador cordobés José Manuel De la Sota ¡Esa presión si se puede ver, Sergio!

Alberto respondió también por la misma vía. «Gracias Julio, un placer recibirte, juntos vamos a sacar el país adelante», tuiteó el primer candidato de la historia ungido por su vice, Cristina Kirchner.

Zamora, no solo es intendente, además preside el PJ de Tigre y, desde el año pasado, integra también la conducción del PJ bonaerense, donde el kirchnerismo ejerce un cierto control. No es un secreto: desde las elecciones de 2017, cuando Cambiemos como el kirchnerismo comprobaron que podían vencer al massismo en su cuna, el intendente comenzó a acercarse y mostrarse en público junto a los intendentes peronistas en actos que tributaban a Cristina Kirchner y no a Massa. En rigor, fue un retorno: Zamora viene del peronismo.

En el círculo rojo, no son pocos los que han dejado de presentarse como miembros del Frente Renovador (es importante reiterar que se trata del massista, no del rovirista) para empezar a catalogarse como peronistas. O el concepto más chicanero de todos: Albertistas, de la primera hora.

La relación entre Zamora y Massa tiene tensiones. Tampoco insinuamos que porque Zamora se acercó, Massa hará lo mismo. Desde 2017 en adelante el intendente reclama una independencia política que, más que funcional a Massa, se parece a una suma de gestos de autonomía Si hay camino en común, hacia Alberto Fernández, será por otros factores.

El salto del tigre(nse)

Da toda la impresión que, de efectuarse, será por clamor de los congresales del Frente Renovador. Okey, muy exagerado, tachen clamor y pongan “pedido”, de al menos el 70% de los asistentes. Hoy es válida la chicana “¿Congresales del FR? Sergio y Malena nomás”, porque si bien no son ellos nomas, han sido varios los que ya han atendido el llamado de Alberto (otros han sido ellos los que pidieron espacio). En suma, falta solo Sergio.

¿Por qué Sergio no aceptó hace semanas cuando Alberto, públicamente, lo convocó a formar parte del espacio?

Esta duda no es menor. Porque un eventual desembarco de Massa en el team Fernández – Fernández nos lleva a pensar que lo mínimo que le ofrecerían sería una candidatura a gobernador en PBA. Puesto donde habría que hacer un laburito fino, para con la militancia kirchnerista -esa que es potente en el conurbano-, ya que Sergio, no pocas veces, fue etiquetado como un traidor. Pero CFK podría “controlarlo”.

El tema es que Sergio no aceptó “a tiempo” ¿Quizá por estrategia? Y hoy la fórmula en Provincia de Buenos Aires ya está instalada: Axel – Verónica. Es que Kicillof, ahora con Magario, es la figura que más votos recibe en un eventual traslado de CFK. Una salida ¿elegante acaso? sería “bajarlo” a Axel para que Sergio sea el ungido. Algo que será medio difícil de venderlo a la opinión pública porque distaría de la nueva Cristina que se pretende mostrar; más democrática y menos autoritaria.

Pero sabemos que los lugares en las listas y fórmulas son lugares de negociación y tensión. Y acá más vale pecar de autoritario que de negligente. Aunque posiblemente exista otra salida: Una PASO en PBA con distribución de nombres “massistas” en lugares protagónicos en la lista de lxs Fernández. El kirchnerismo se vería, una vez más, envuelto en un enfrentamiento en PBA y deberá cuidarse de no cometer los mismos errores que en 2015, cuando compitieron Aníbal Fernández y Julián Domínguez; una verdadera carnicería.

Axel vs Sergio. Sergio vs Axel. Compitan, después vemos. Sepan que el perdedor, tendrá que acompañar, pero ocupará un lugar importante en un eventual esquema 2019-2023. La figura de Alberto será la encargada de negociar y sentarse con ambos. A ver, a eso fue llamado. CFK es la dueña de los votos, pero Alberto es el que (gracias a haberse bajado del navío kirchnerista en 2008) mantiene relaciones con todos.

La estrategia de Massa

¿Por qué Sergio no aceptó antes? ¿Cómo dejó pasar tanto tiempo, y así derrochar capital político y perder poder de negociación? No la tenía fácil el ex jefe de Gabinete. Comprometido con Alternativa Federal, aunque nunca se la jugó al nivel de Miguel Ángel Pichetto; el senador se encargó de afirmar en varias oportunidades que con Cristina Kirchner no se aliaba.

Posiblemente Massa, que no estaba seguro de como “pasarse” o dar el salto, buscaba un encuentro como el de hoy, donde los dirigentes bonaerenses y del interior del país le reclamen a Massa que busque un acuerdo con el PJ nacional (lugar que Cristina visitó después de muchos años, por sorpresa, hace unos días), para formar esa coalición peronista en contra de Cambiemos. Queda claro, que el «pedido» que puede transmitir Massa es su propiacandidatura. Esto no está descartado.

Este es un lugar en el que puede recostarse en la solicitud de un Congreso que pida la unidad, pero donde están los votos. Ese lugar hoy, pareciera ser, el de los Fernández. Porque Schiaretti arrasó; pero en lo nacional no podrá hacer más que brindar apoyos porque ve la complejidad de la situación y, además, por más legitimidad que tenga tiene que gobernar una provincia importante, Urtubey no mide, Pichetto menos y Lavagna no está convencido de ese armado federal. Andrés Malamud dijo en Twitter: “Lavagna era un buen candidato, el problema es que en Argentina no se puede hacer política sin partidos”.

¿Le esquivó a una posible candidatura a gobernador? Eso se verá. Hay una teoría que pronto podremos comprobarla: si Sergio dilató su traspaso también puede ser porque no quería ser candidato en provincia, y hoy con la figura de Axel podría salirse sin problemas de esa batalla. Habrá unas PASO o será ungido Axel nomás, pero como sea el Frente Renovador peleará nombres en el armado de los Fernández.

¿Y si Massa es más ambicioso de lo desarrollado en este artículo? Y, atrevidamente, ¿Está buscando una gran PASO peronista dentro del espacio que lidera el tándem Fernández? Lo concreto es que el exdirector de la Anses dice que sigue siendo candidato a presidente (aunque cada vez mide menos) y sigue intentando «subirse el precio» ¿Cómo puede ser esta paradoja? ¿Cómo un tipo que cada vez mide menos se cotiza más? Porque en la Argentina de las coaliciones insospechadas, más vale que no me sume mucho dentro a que me reste bastante afuera. El péndulo de la economía real (ese electorado que Cambiemos menospreció) se mueve, y generalmente apuesta a ganador. Hoy, con la figura de Alberto, el kirchnerismo se corrió al centro ¿Massa estará finalmente dispuesto a pagar peaje para transitar en la ancha avenida del medio? Ya están todos en la mesa, falta solo Sergio (y Malena).


 

Artículos Relacionados
ArgentinaDestacadas

💔 Falleció Belito, el abuelo de TikTok que se ganó el corazón de millennials y centennials

DestacadasMedio AmbienteMisiones

♻️ EcoCanje: en Leandro N. Alem transforman residuos en plantas

ArteCulturaDestacadasEntretenimientoMisiones

🎭 Una selección de obras de teatro se presenta por distintos municipios de Misiones

DestacadasMundo

🏎️ Red Bull firma un acuerdo con Atlas Copco para potenciar su departamento de motores