El precandidato presidencial Alberto Fernández volvió a lanzar duras críticas a la gestión de Mauricio Macri. Esta vez, respondió a uno de los argumentos con los que el oficialismo intenta alejar los votos de la fórmula K: la dura crisis en el país de Nicolás Maduro. El dirigente político puso en el tablero las cifras de inflación y las tasas de interés que paga la Argentina y lanzó una particular frase.

Precisamente, en relación a la economía del país, Fernández opinó: “La gestión de Macri ha sido deplorable, generó pobreza, creó problemas y multiplicó los problemas que existían”.

También se refirió a los dichos de Axel Kicollof sobre la fuga de capitales y el control de cambio como una hipotética solución a la situación económica. “Acá tenemos un problema muy serio en Argentina que es que frente a un momento en donde la demanda de dólares es superior al ingreso del dólar se produce un cuello de botella que es difícil de resolver”, reflexionó y agregó: “Mauricio Macri pidió dólares prestados y así construyó la deuda que tenemos. (…) Tenemos un dólar subvaluado y el Banco Central no para de vender divisas para tener el dólar planchado”.

“Lo que está claro es que lo que Mauricio Macri está permitiendo es una fuga de dólares. (…) Hay sectores especulativos que hacen el juego de bicicleta financiera. A eso hay que encontrarle una solución”, advirtió.

Al respecto sostuvo que esa fuga Cristina “la quiso evitar con el cepo”, pero rápidamente aclaró la debilidad que veía en esa solución: “También evitó la entrada de dólares”. “Eso es como poner una traba a una puerta giratoria. Si trabo la salida, trabo indirectamente la entrada”.

Ahora bien, “cuando Macri enfrentó ese mismo problema lo resolvió de un modo perverso, que fue ir a pedir dólares prestados y así construyó la deuda que tenemos”.

En ese sentido, el precandidato K también habló de la “herencia” que recibiría del actual mandatario en caso de que las elecciones lo lleven a la Casa Rosada. “Nos dejan una situación de debilidad internacional muy grande porque la deuda que se acumuló es enorme”, dijo y agregó: “Macri pidió dinero prestado en el mundo, se endeudó de un modo sorprendente e irresponsable. Cuando el mundo le dijo que no le iba a prestar más plata, se metió en el FMI”.

El problema, según Fernández, es que de los 39 mil millones de dólares que desembolsó el Fondo hasta ahora “U$S30 mil millones se fugaron del sistema”. “Es muy difícil ver esto y quedarse de brazos cruzados”, concluyó.

 

 

 

Fuente: TN