El 14 de agosto la francesa Stéphanie Frappart será la primera mujer en arbitrar un partido de elite masculino, dirigiendo la final de la Supercopa de Europa entre el Liverpool y el Chelsea en Estambul.

La francesa de 35 años estará asistida por otras dos mujeres, su compatriota Manuela Nicolosi y la irlandesa Michelle O’Neill.

«Quiero arbitrar en Primera por mis competencias, no por ser mujer»

Stéphanie Frappart en declaraciones al diario L’Equipe.

El único hombre del equipo arbitral será el turco Cuneyt Cakir, que oficiará como cuarto árbitro del cruce entre el campeón de la Champions League (Liverpool) y el de la Liga Europa (Chelsea).

Frappart ya hizo historia también en su país al convertirse en la primera que dirigía un partido de la liga francesa cuando estuvo presente en el duelo entre Amiens y Estrasburgo en abril pasado. Además, en junio se anunció que sería ascendida a la nómina de árbitros de la Ligue 1 de forma permanente para la temporada 2019/20.

Roberto Rosetti, jefe de arbitraje de la UEFA, elogió a Frappart y consideró que ella «se merece plenamente» esta oportunidad. «Stéphanie ha demostrado a lo largo de los años que es una de las mejores árbitras, no solo de Europa, sino de todo el mundo», remarcó.

Esperamos que la historia de esta valiente y capaz mujer sea de inspiración para que aquellas instituciones y equipos sean totalmente inclusivas y justas.