En un clima de conmoción por la magnitud del resultado, el presidente Mauricio Macri reconoció la derrota: «Hicimos una mala elección», dijo. Y prometió que a partir de mañana redoblará los esfuerzos.

«Reconociendo que hemos tenido una mala elección y eso nos obliga a partir de mañana a redoblar los esfuerzos para que en octubre logremos los apoyos para continuar con el cambio».

Mauricio Macri, Presidente de la Nación Argentina

Macri sostuvo que «en octubre se van a definir, tal vez, los próximos 30 años de la Argentina. Escuchamos a la gente, creemos en la democracia y en la expresión de la gente, y el nivel de dificultades que hemos tenido en estos últimos años ha llevado a que haya mucha angustia, mucha duda, pero estoy acá para ayudarlos, amo a este país».

Y agregó: «Es muy importante que sigamos dialogando en este país y explicarle al mundo qué queremos, porque aislados no tenemos futuro, tenemos que ser parte del mundo. Si no tenemos un mensaje claro para que nos ayuden, va a ser difícil construir ese país que queremos».

El Presidente no felicitó a los ganadores en ningún momento y de alguna manera cargó las responsabilidades sobre los votantes: «Duele que hoy no hayamos tenido todo el apoyo que esperábamos, mañana seguiremos trabajando. A dormir y a empezar a trabajar desde mañana», cerró.

La profunda derrota de Juntos para el Cambió impactó a Macri, Marcos Peña, Jaime Durán Barba, María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta, que esperaban un triunfo del Frente de Todos en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), pero no de la magnitud de los datos provisorios que aún no se dieron a conocer oficialmente.

Acorde a la información revelada a Infobae, la fórmula Alberto Fernández-Cristina Fernández de Kirchner estaría derrotando a Macri-Miguel Ángel Pichetto por una diferencia amplísima: 44,5 a 31 por ciento con el 50 por ciento de los votos escrutados.