Si hay algo a lo que Susana Giménez nos tiene acostumbrados, es a protagonizar situaciones divertidas, a realizar preguntas insólitas o a meter la pata y generar risas en su público. Este domingo, la diva fue a votar y nuevamente hizo de las suyas.

La conductora televisiva llegó al Instituto Superior Eccleston de Palermo, antes de las 17 del domingo. Vestida con un saco negro, pantalón con detalles azules y anteojos de sol, Susana se acercó a la mesa 6474, donde fue recibida por periodistas y fotógrafos.

Luego de ese divertido momento, Susana enfiló para el cuarto oscuro pero casi se equivoca de puerta. Entonces, todos los presentes comenzaron a gritar “¡¡acá, acá, acá!!”, señalando el lugar correcto. Rápidamente, la figura de Telefe dobló a la derecha e ingresó al salón que le correspondía.