La Provincia de Misiones se destaca por poseer en su territorio la mayor cantidad de especies vivas del país, muchas de las cuales se hallan presentes en la selva misionera, resultado de la incansable tarea que realiza el Gobierno de la Provincia, a través del Ministerio de Ecología y sus agentes de conservación, de custodiar celosamente el 52% de la biodiversidad del país con políticas que están íntegramente ligadas a la protección de especies y monumentos naturales que viven en esta porción de Selva Paranaense – uno de los últimos remanentes del Bosque Atlántico-, que fue la segunda selva más grande de Sudamérica después del Amazonas.

La mayor superficie continua de selva, y a su vez la mejor conservada, se centra en la provincia de Misiones.
El rey de ese rico ecosistema es el Yaguareté, monumento natural provincial y nacional.

Es así que gracias a las cámaras trampa (dispositivos que se activan automáticamente al percibir movimiento) de la Asociación de Guardaparques de Misiones y el Ministerio de Ecologia de Misiones, ubicadas en el sendero Ayrault del Parque Provincial Puerto Península, cercano a Iguazú, en los últimos días se ha logrado registrar a una pareja de Yaguareté transitando por dicho sendero. En horas nocturnas y caminando a corta distancia uno de otro pudo registrarse a estos dos ejemplares que se estima que sean macho (el primero, con la cola que termina en una marca negra) y hembra (la segunda, de menor porte).

Esta noticia nuevamente llena de expectativas a todos quienes trabajan en conservación de que estos animales seguirán aumentando la población de la especie en Misiones; como también estos registros confirman que el Sistema de Áreas Protegidas de la Misiones es el hábitat privilegiado del Yaguarete, y que la fábrica de vida de la selva misionera está en constante producción.

El sendero Ayrault, fue diseñado por el naturalista Ernesto Krauczuk, del Ministerio de Ecología y finalizado en diciembre de 2018, está ubicado en el Parque provincial Península pone en valor los bienes naturales y culturales de nuestra provincia, permitiendo el contacto directo con un ambiente donde se conservan especies emblemáticas como el Palo Rosa, el Lapacho Negro y el Palmito; aves como el Águila Copetona Real, o en peligro crítico como el Guacamayo Rojo, y las cinco especies de Tucanes; los grandes felinos como el Yaguareté y el Puma.