Se trata de un convenio a partir del cual se iba a financiar la construcción de cordones cunetas y empedrado en Oberá, lo que se traduciría en fuente de trabajo para las familias tareferas. “No les estamos pidiendo tarjetas sociales ni nada, es un proyecto de trabajo. Lo que nosotros queremos es trabajar”, afirmó Ricardo Dos Santos, vocero de los tareferos.

Son aproximadamente 50 trabajadores rurales de Oberá los que acampan desde el lunes a la madrugada frente a la Delegación de Desarrollo Social de la Nación, ubicado sobre calles Junín y Sarmiento. Allí, solicitan que se cumpla el convenio firmado hace un año entre la Provincia y el Gobierno nacional. La Provincia cumplió con su parte del acuerdo, “pero falta lo de Nación”, aseguró el vocero. A lo que agregó que están pidiendo fundamentalmente el financiamiento del convenio de trabajo para la construcción de cordones cunetas y empedrado en su ciudad.

Además, solicitaron la entrega de mil módulos alimentarios, los cuales serían entregados el día jueves, según informaron desde el organismo gubernamental. “Ayer me llamaron desde Buenos Aires para avisarme de los módulos alimentarios, pero nuestra pelea fundamental es por el proyecto de trabajo”.

 

Categorías: Notas y Noticias