«No cederemos los recursos que corresponden a los provincianos, a gente de carne y hueso» enfatizó Passalacqua luego de la reunión que tuvo ayer con los gobernadores.

«Esto de los impuestos, para nosotros es dramático por eso vamos a continuar defendiendo firmemente los intereses de los misioneros porque cuando hablamos de Provincia no hablamos de un accidente geográfico, estamos hablando de personas de carne y hueso que se ven directamente afectadas”, sostuvo el gobernador Hugo Passalacqua luego de la reunión con sus pares provinciales ayer miércoles por la mañana en la sede del CFI, en la ciudad de Buenos Aires, donde analizaron las medidas impositivas anunciadas por el presidente Macri que afectarán a las finanzas de todas las provincias.


Passalacqua calificó el encuentro como «transcendental», donde «escuchamos a cada Gobernador plantear similar inquietud que afecta a Misiones porque están levantando impuestos nacionales; pero somos las provincias las que aportamos, esperando una devolución”.
El mandatario misionero subrayó que «hay muchas soluciones y posibilidades pero hay que tener el coraje de llevarlas adelante. Esta situación la tuvimos muchas veces y soy muy optimista de que podremos afrontarlo nuevamente con templanza y compromiso, como siempre lo hicimos».

En el marco del encuentro, los gobernadores emitieron un documento que expresa , entre otras cosas, «No estamos en contra de ninguna medida de gobierno que tenga como objetivo paliar la grave situación económica que atraviesan la mayoría de los sectores de nuestra sociedad, empezando por los trabajadores que vienen perdiendo el poder adquisitivo de sus ingresos…, pero, las medidas que se han dado a conocer, realizadas en forma inconsulta, unilateral y sin tener en cuenta de dónde saldrán los recursos para afrontar las mismas, nos hace compartir esos costos fiscales al no disponerse con ellas las compensaciones necesarias a las provincias argentinas, generando un despojo de nuestros recursos y colocándonos en una grave situación de desfinanciamiento».

Asimismo, el documento advierte «estamos en grave peligro de no poder afrontar nuestros gastos corrientes, el cumplimiento de las obligaciones salariales, la prestación de servicios esenciales y la preservación de la paz social en cada uno de los estados que representamos».

Luego de la reunión de los gobernadores, la cual duró más de una hora, Passalacqua (Misiones), Urtubey (Salta), Weretilneck (Río Negro), Manzur (Tucumán), Lifschitz (Santa Fe), Uñac (San Juan), Casas (La Rioja), Corpacci (Catamarca), Arcioni (Chubut), Zamora (Santiago del Estero), Verna (La Pampa), Bordet (Entre Ríos), Gutiérrez (Neuquén), Insfrán (Formosa) y Bertone (Tierra del Fuego) y el vicegobernador González (Santa Cruz), hicieron lo propio los ministros de Hacienda de las mismas provincias para consensuar también una estrategia particular a cada región que amortigüe el paquete de medidas adoptado por la Nación tras las PASO.