Se trata del reconocido médico pediatra Fernando Vinuesa, de 54 años. Por el momento continúa preso bajo la acusación de abuso sexual simple. Hoy debía declarar ante el Juzgado de Instrucción n°1, pero se negó a hacerlo.

La denuncia por abuso fue realizada por la mamá de una beba de 2 años, la cual era paciente del galeno. La mujer lo acusa de haberla manoseado en el consultorio que tenía en el Hospital de Pediatría Dr. Fernando Barreyro.

Las penas correspondientes al hecho pueden variar entre seis meses y cuatro años, de comprobarse el hecho en cuestión. El médico se desempeñaba tanto en el Parque de la Salud como en un instituto privado de la Capital misionera.

Tras la denuncia, autoridades de ambos centros decidieron suspenderlo de sus labores profesionales. El Colegio de Médicos de Misiones, inclusive, tomó nota de la denuncia ya que “su ética” quedó en jaque.