La Justicia de La Matanza investiga la muerte de una beba de un año y 20 días que estaba internada por un cuadro de bronquitis. La autopsia reveló después que había sido víctima de una violación salvaje.

La víctima se llamaba Milagros y días atrás había sido dada de alta en el Hospital General de Niños Pedro de Elizalde, donde estuvo internada por un problema respiratorio. Sin embargo, hace una semana tuvo una recaída y volvieron a hospitalizarla.

Tras el segundo episodio, Milagros fue trasladada al Hospital Materno Infantil José Equiza de González Catán, donde vivía con su familia. El esfuerzo de los médicos no fue suficiente para evitar el trágico desenlace, pero su informe le dio un giro inesperado al caso.

La beba tenía signos de haber sido brutalmente violada, indicó Crónica. Ahora, la investigación intenta determinar quién fue el autor del abuso sexual que sufrió y si esta fue la causa de su muerte, o los problemas de salud por los que la habían internado en primer lugar.

Fuente: TN