Mauricio Macri enviará al Congreso un proyecto de ley que pretende convertir a la violencia de género en un delito de instancia pública, de modo tal que el Estado pueda investigar el hecho ante cualquier denuncia, sin que la víctima tenga que impulsar la causa.

De esta manera, alcanzará para que el Estado investigue una denuncia realizada, por ejemplo, por familiares, amigos o compañeros de trabajo de la víctima, un vecino o quien tome conocimiento del hecho.

«Proponemos la investigación automática ante la primera denuncia. Hoy, en la práctica, la víctima tiene que realizar dos denuncias para lograr la intervención activa de la Justicia, la primera en la comisaría y la segunda propiamente en la Justicia. Esto crea una ventana de desprotección que en muchas ocasiones pone en riesgo de vida a la mujer denunciante. Vamos a eliminar esa zona de riesgo haciendo que la Justicia esté obligada a intervenir desde la primera denuncia», explicó el jefe de Estado, al anunciar «medidas extraordinarias contra la violencia de género».

El objetivo, según confiaron quienes trabajaron en el proyecto, es que el Estado deje de exponer a la víctima a la necesidad de ratificar la denuncia para que se investigue el hecho, teniendo en cuenta que eso puede agravar su situación en un contexto de violencia de género.

Macri también anunció su idea de «centralizar» la información. «Hoy las denuncias por violencia de género se encuentran dispersas en organismos e instituciones que no comparten su información, dificultando que los casos de agresión sean seguidos de manera eficaz. Nuestra propuesta incluye unificar todas las alertas de la línea 144, así como las que entren por llamadas de emergencia al 911 y las denuncias en comisarías, generando un cruce de datos inmediato para incrementar la protección a la víctima. La información permite obtener una predicción de riesgo generando avisos, alertas y alarmas automatizadas», argumentó.

Fuente:Clarin