El presidente electo Alberto Fernández dialogó con Kristalina Georgieva, directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), a quien dijo que propondrá un acuerdo de pago de la deuda con el organismo, pero “sin ajuste”.

“Vamos a proponer un plan económico sostenible y un acuerdo de pago que podamos cumplir, pero sin más ajuste”, señaló el ex jefe de Gabinete durante la conversación telefónica.

En 2018, el Gobierno del saliente presidente argentino, Mauricio Macri, firmó con el Fondo un acuerdo de auxilio financiero a tres años por un total de 56.300 millones de dólares. De ese total, el organismo ha desembolsado ya unos 44.000 millones de dólares, pero desde septiembre pasado los giros están suspendidos.

Durante su campaña, Fernández planteó la necesidad de acordar con los acreedores privados y los organismos multilaterales mayores plazos de pago, sin quitas de capital ni intereses. Y esta noche, el presidente electo le afirmó a Georgieva que ideará “un plan que Argentina pueda cumplir y que le permita recuperar el crecimiento para poder honrar sus deudas”.

Argentina, sumida en recesión desde 2018, acumulaba a septiembre pasado una deuda por 315.000 millones de dólares, de los cuales 126.000 millones estaban en manos de acreedores privados y 75.000 millones eran con organismos internacionales.

En 2020 Argentina deberá afrontar deudas con acreedores privados y organismos multilaterales por unos 39.300 millones de dólares, una suma que se torna impagable sin posibilidades de refinanciación a través de los mercados voluntarios de crédito o de nuevos préstamos por parte de organismos internacionales.

“Entiendo la relevancia de la viabilidad fiscal, no me tiene que convencer de eso. Pero es mi deber anticiparle que en la situación en la que se encuentra la economía argentina es difícil propiciar un mayor ajuste”, dijo Fernández a la titular de la FMI.

Según un comunicado del equipo del presidente electo, Fernández insistió en que no se pueden “hacer más ajustes fiscales porque la situación es de una complejidad enorme” y “el nivel de ajustes en la era de Macri ha sido tremendo”.

En ese mismo escrito, la titular del FMI afirmó que le han “conmovido” las prioridades fijadas por Fernández para su Gobierno, que se iniciará el próximo 10 de diciembre. “Me han conmovido sus prioridades: la reducción de la pobreza y la lucha contra el hambre en un entorno económico que permita crecer y generar empleo, para mejorar la vida del pueblo argentino”, dijo Georgieva.

La directora sostuvo que quiere “ver a la Argentina dejando atrás los ciclos de auge y recesión para lograr una trayectoria sostenible de crecimiento con desarrollo social” y “también nos interesa la propuesta que usted ha hecho en torno a un pacto social para disminuir la inflación”.

Asimismo se remarca que Giorgieva se mostró “muy ansiosa de conocer más detalles” del plan de gobierno de Fernández porque, según sostuvo, “cuando un país es dueño de su plan, esos planes son efectivos”. Y añadió: “Contamos con su liderazgo y el de su equipo, pongamos manos a la orden para ir avanzando. Estoy segura que trabajaremos juntos”.