Los orígenes del transistor y el surgimiento de la meca de la innovación tecnológica. Una trama donde reinó la innovación, el espíritu emprendedor y la rebeldía.

Entre los a√Īos 40 y 50, William Shockley, John Bardeen y Walter Houser Brattain desarrollaron lo que ser√≠a la piedra angular de Silicon Valley. Claro que en ese momento no sab√≠an de la importancia de su descubrimiento y mucho menos pudieron anticiparse a la sucesi√≥n de eventos que derivar√≠a en la generaci√≥n del centro de desarrollo tecnol√≥gico m√°s importante del mundo.

Mientras trabajaban en los Laboratorios Bell, los investigadores crearon el transistor, un un dispositivo electrónico básico que propició los circuitos integrados y que fue clave, entre otra cosas, en la informática.

Tal fue su relevancia, que se lo considera uno de los inventos m√°s importantes del siglo XX. De hecho, fue gracias a este invento que los padres de esta peque√Īa criatura obtuvieron el Nobel de F√≠sica en 1956.

Ese mismo a√Īo, y quiz√°s estimulado por el premio, Shockley decidi√≥ abandonar Bell para fundar su propia compa√Ī√≠a. As√≠ es que dej√≥ la costa Este para irse a un peque√Īo pueblo del extremo Oeste: Mountain View, donde inaugur√≥ Shockley Semiconductor Laboratory.

Ninguno de sus compa√Īeros de Bell lo quiso acompa√Īar en esa odisea, as√≠ que el prestigioso f√≠sico se encarg√≥ de de buscar estudiantes graduados de la Universidad de Stanford.

Shockley era un investigador brillante pero carecía de habilidades de liderazgo. Solía someter a sus empleados a una batería de exámenes, entre ellos tests psicológicos y de inteligencia.

Cansados de esos malos tratos, ocho empleados decidieron abandonar la compa√Ī√≠a y, de la mano del emprendedor Sherman Fairchild, crearon Fairchild Semiconductor.

¬ęLos ocho traidores¬Ľ, tal como los llam√≥ Shockley, fueron Robert Noyce, Julius Blank, Victor Grinich, Jean Hoerni, Eugene Kleiner, Jay Last, Gordon Moore y Sheldon Roberts.

El éxito no se hizo esperar. Fairchild generó el primer circuito integrado o microchip comercialmente viable. Y ya en 1960 ayudó a producir componentes para el programa Apollo.

Robert Noyce, Julius Blank, Victor Grinich, Jean Hoerni, Eugene Kleiner, Jay Last, Gordon Moore y Sheldon Roberts.

El grupo estaba liderado por Noyce que en ese entonces ten√≠a 29 a√Īos y, seg√ļn cuentan, era due√Īo de una mentalidad innovadora y propiciaba un tipo de management cordial y ajeno a las r√≠gidas jerarqu√≠as. Quiz√°s la mala experiencia bajo el mando de Shockley le sirvi√≥ de aprendizaje. O tal vez se dio cuenta que era m√°s redituable tener un buen trato con los empleados para lograr que fueran m√°s productivos y no abandonaran la incipiente empresa.

En Fairchild, el trato era igualitario y tanto empleados como jefes se reun√≠an a tomar algo en alg√ļn bar despu√©s del trabajo. La horizontalidad, que luego se hizo parte distintiva de la cultura empresarial en la meca de la innovaci√≥n, comenzaba a surgir por ese entonces, seg√ļn se muestra en el documental Silicon Valley.

Con el paso de los a√Īos, muchos de los que vieron nacer a la empresa se fueron y armaron sus propios emprendimientos.

Gordon Moore y Robert Noyce, fundaron Intel en 1968. Poco tiempo despu√©s, otros ex compa√Īeros siguieron sus pasos y ayudaron a fundar AMD y Nvidia. As√≠ se cimentaba el comienzo de Silicon Valley tal como lo conocemos hoy.

Fuente: Patentes Brillantes
Etiquetas:
Categorías: Notas y Noticias