Una joven de 22 a√Īos, que hab√≠a sido v√≠ctima de un abuso grupal, se quit√≥ la vida en Tucum√°n. La denuncia por el ataque sexual hab√≠a sido radicada el a√Īo pasado y, a pesar de que las pericias lo comprobaron, los acusados fueron liberados por demoras en el proceso judicial.

El cuerpo de la joven fue hallado el mi√©rcoles a la ma√Īana en una habitaci√≥n de su vivienda, seg√ļn public√≥ La Gaceta. La mujer que la encontr√≥ denunci√≥ el hecho en la comisar√≠a 4¬į de Tucum√°n.

Al llegar al lugar, los polic√≠as encontraron el cad√°ver de la joven con un tiro en el pecho. Junto a ella hab√≠a una carta en la que daba a conocer su intenci√≥n de suicidarse, seg√ļn cont√≥ una amiga.

Un grupo de investigadores de la fiscalía de Homicidios I, supervisados por Lucas Maggio, trabajaron en el lugar y no encontraron indicios de que haya sido víctima de un ataque homicida.

El a√Īo pasado, la mujer hab√≠a denunciado por abuso sexual a tres hombres. El caso fue investigado por la Fiscal√≠a de Instrucci√≥n Especializada en Delitos contra la Integridad Sexual, a cargo de Mar√≠a del Carmen Reuter, la misma fiscal que ahora lleva la denuncia de abuso sexual contra Jorge Alperovich.

La fiscal pudo comprobar la versión de la víctima. Y pidió la prisión preventiva de los sospechosos. El juez de instrucción hizo lugar y quedaron detenidos.

En junio la causa fue elevada a juicio, luego de que las pericias genéticas confirmaran la autoría del hecho. Entonces también se prorrogó la prisión preventiva.

A pesar de las pruebas en su contra, los acusados quedaron en libertad por una cuestión burocrática. Fue luego de que sus defensores se opusieran a que fueran enjuiciados y el expediente pasara a la Cámara de Apelaciones. Como el planteo no se resolvió a tiempo y el plazo de preventiva se venció, los tres hombres fueron excarcelados.

La v√≠ctima, seg√ļn contaron sus allegados, entr√≥ en un profundo cuadro de depresi√≥n tras enterarse de la noticia.

‚ÄúEstaba muy mal por todo lo que hab√≠a vivido. Nunca se recuper√≥ totalmente, pero despu√©s de haberse enterado de que los depravados estos hab√≠an salido de la c√°rcel, se puso peor‚ÄĚ, explic√≥ Sandra, una de las amigas que la acompa√Ī√≥ durante mucho tiempo, citada por La Gaceta.

Tambi√©n cont√≥ que no tuvo suficiente apoyo psicol√≥gico, ya que ¬ęiba a un hospital y no era f√°cil conseguir turno¬Ľ.

‚ÄúAhora con este triste final espero que la Justicia se ponga las pilas. No puede ser que ocurra esto. Ruego que esos desgraciados sean condenados por el hecho‚ÄĚ, concluy√≥ Sandra.