Acusan a la Junta Electoral Radical de «falta de decoro, actitud mailiciosa, mañas para limitar y quitar derechos a unos y favorecer a otros». Por ende piden conformar una nueva junta.

Fue el concejal Maximiliano Florindo quien presentó el pedido de recusación de los miembros de la Junta Electoral, tanto titulares y suplentes, que han formado parte de la Junta Electoral del proceso electoral del año 2018.