El Ministerio de Defensa del país asiático informó que “en breve” comenzarán los estudios clínicos en seres humanos. Una vacuna recombinante contra el coronavirus que fue desarrollada por un equipo médico, dirigido por la epidemióloga Chen Wei, ha sido aprobada para empezar ensayos clínicos en China, informó el Ministerio de Defensa de China a medios locales.

De acuerdo con un portavoz del ministerio chino, La droga fue desarrollada en el espacio de un mes por un equipo de investigación liderado por la doctora Wei, quien es reconocida por sus estudios sobre los virus del SARS y del Ébola.

Tras el desarrollo de la vacuna, ahora se está a la espera de iniciar los estudios clínicos en seres humanos para posteriormente preparar su producción a gran escala.

La vacuna, basada en vectores virales de gripe, se encuentra actualmente en experimentación con animales para pruebas de seguridad y eficacia, mientras que la presentación de solicitudes para realizar ensayos clínicos está programada para finales de abril, dijo Lei Chaozi, funcionario del Ministerio de Educación.

Así, China dio luz verde a los investigadores para comenzar pruebas de seguridad en humanos de una vacuna experimental contra el coronavirus, un gran paso en la carrera para desarrollar una cura contra la epidemia que dejó más de 7.000 muertos en todo el mundo.

Otras investigaciones

Científicos en Estados Unidos dijeron el lunes que habían comenzado los ensayos clínicos para una vacuna desarrollada por su Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas y la firma estadounidense de biotecnología Moderna.

Los detalles en la base de datos de registro de ensayos clínicos chinos muestran que una prueba de «Fase 1» que examinará si la vacuna experimental es segura en humanos tiene como objetivo reclutar a 108 personas sanas para que participen del proceso entre el 16 de marzo y el 31 de diciembre.

El ensayo será realizado por la Academia Militar de Ciencias Médicas y la firma de biotecnología CanSino Biologics RIC.

Los expertos de la Organización Mundial de la Salud dicen que no esperan que ninguna vacuna completamente probada y aprobada llegue al mercado hasta mediados del próximo año.

El brote ha dejado al menos 7.160 muertos en todo el mundo, según un recuento de Reuters basado en datos oficiales.