El presidente Alberto Fernández desarrolla hoy su actividad en la residencia de Olivos y analiza «nuevas medidas» sociales y económicas, en el marco de las políticas adoptadas para afrontar la pandemia de coronavirus, informaron a Télam fuentes oficiales.

Fernández realiza, además, el seguimiento del cumplimiento del aislamiento social y preventivo resuelto el viernes pasado y que se extenderá hasta el 31 de marzo, en principio.

Ayer, el Presidente se reunió en Olivos con intendentes del Gran Buenos para coordinar la asistencia a esa zona que rodea a la ciudad de Buenos Aires y cuenta con una población de 13 millones de habitantes.

También asistieron a esa reunión el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, junto a quienes del Ministerio de Salud coordinan la organización del sistema sanitario para ampliar la capacidad hospitalaria.

Anoche, el jefe de Estado recorrió el hospital «René Favaloro» de la localidad de Rafael Castillo, en el partido de La Matanza, que el Gobierno decidió reactivar para la atención de personas afectadas por el coronavirus.

Fernández estuvo acompañado por el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza.

También ayer, en Olivos, los ministros de Economía, Martín Guzmán, y de Trabajo, Claudio Moroni, anunciaron un ingreso familiar de emergencia de 10 mil pesos para los trabajadores informales o monotributistas de nivel bajo, medida que beneficiará a 3,6 millones de hogares, en el mes de abril.