El príncipe Carlos, heredero de la corona británica, dio positivo en el test de coronavirus, pero se encuentra bien, informó hoy su residencia oficial de Clarence House.

El príncipe de Gales, de 71 años, presenta síntomas leves y, «por lo demás, está con buena salud», mientras que su mujer, la duquesa de Cornualles, dio negativo, añadió la residencia oficial.