A partir de la cuarentena obligatoria por el coronavirus, se evidencia un fenómeno natural en las distintas ciudades del país y del mundo: los animales comienzan a tomar las calles de a poco.

Es que la explicación radica en que los animales que se encuentran en la periferia de las ciudades al darse cuenta el poco movimiento de gente circulando, intentan buscar comida en los centros urbanos.

Distintas especies de animales que habitan la periferia comenzaron a salir tras desaparecer el bullicio del tráfico y la actividad humana, tras las medidas de cuarentena tomada por las autoridades para evitar la propagación del virus de origen chino.

En Oberá pudimos ver como los coatíes salieron a recorrer los alrededores ante la baja en la cantidad de humanos, gracias al confinamiento.