Los manifestantes pidieron que ya no les permitan entrar por motivos turísticos, fines médicos o para comprar víveres. El número de contagios en México es relativamente más bajo comparado con EEUU.

En una ciudad fronteriza de México se vio una escena que solo había recreado Hollywood: un grupo de mexicanos protestó para impedir la entrada de estadounidenses desde Arizona, temiendo que continúe en su estado la peligrosa propagación del coronavirus.

“Quédate en casa” y “Exigimos el cierre de la frontera”, se leía en algunos letreros que sostenían las personas con barbijos que bloquearon temporalmente la garita de Nogales, la principal entrada desde Arizona hacia México, según un reporte de El Diario de Sonora.

Los manifestantes exigieron al presidente Andrés Manuel López Obrador que restrinja la entrada por esa frontera a los estadounidenses y que les hagan pruebas de detección del covid-19 a quienes entren a México. Pidieron que ya no les permitan ingresar por motivos turísticos, fines médicos o para comprar víveres.

Ante el desabasto de productos básicos y de higiene personal en supermercados y farmacias de EEUU, miles de personas cruzaron la frontera sur para hacer compras de urgencia. Agua embotellada, papel higiénico, alimentos enlatados y desinfectante de manos, son los artículos más solicitados.

“No es posible que estén cruzando ciudadanos americanos, paisanos; que (si) bien son familia, son hermanos, pero lamentablemente en algunos estados de aquel país crece enormemente esta pandemia”.

José Luis Hernández Rivera, líder de la protesta.

El estado fronterizo de Sonora registraba este jueves solo 3 casos de coronavirus, mientras que en Arizona ya había 508 contagios y al menos 6 muertos.