Ashley Lawrence, una estudiante de 21 años de la Universidad de Kentucky, creó barbijos transparentes para que las personas que sufren de alguna discapacidad auditiva logren leer los labios durante la pandemia del COVID-19.

La joven, que estudia la carrera de Educación Diferencial, hizo los primeros con su madre con tela de sabanas y un material transparente en el medio: “Las expresiones faciales son parte de la gramática del lenguaje de signos, así como el labio. Se pierde información si no se puede ver la cara”, comentó Lawrence.

Su intención es enviar de forma gratuita estas máscaras a las personas que las necesiten sin costo alguno: “No les cobro nada, creo que si lo necesitan, los necesitan y no deberían pagarlos. Así que los enviamos de forma gratuita siempre que haya personas que los soliciten”, argumentó. Además, para sumar fondos y poder comprar más telas y plásticos, inició una campaña de crowdfunding.

Sin perder el tiempo, la estadounidense ya está trabajando junto a su madre en fabricar otro tipo de barbijos que sean más cómodos para las personas que llevan implantes cocleares o audífonos.