Las escuelas primarias y los jardines de infantes daneses fueron reabiertos parcialmente hoy tras un mes de clases suspendidas en medio de la pandemia de coronavirus, con lo que Dinamarca se convirtió en el primer país de Europa en adoptar esta medida.

La mitad de los municipios del país y un 35% de las escuelas de Copenhague reanudaron las clases, mientras otros esperarán unos días para asegurar que se cumplan las condiciones sanitarias, como una distancia de dos metros entre alumnos, informó la cadena de noticias BBC.

Dinamarca ha registrado 6.691 casos de coronavirus y 299 muertes por la Covid-19, la enfermedad que provoca el nuevo virus surgido en China hace cuatro meses y medio.

El cierre oficial de los establecimientos educativos se había producido el pasado 17 de marzo con el objetivo de intentar detener la propagación de la epidemia de Covid-19.

El retorno a las clases implicará una serie de restricciones de los colegios y no incluye a los estudiantes de secundaria y las universidades, que continuarán la educación a distancia hasta el 10 de mayo.

Algunos padres expresaron su oposición a la decisión de las autoridades, considerando los riesgos para la salud, y más de 18.000 personas firmaron una petición que clama: «Mi hijo no es un conejillo de indias».

Mientras las escuelas reabren gradualmente, los bares, restaurantes, salones de peluquería, centros comerciales y discotecas permanecen cerrados, y las reuniones de más de diez personas están prohibidas.

El 30 de marzo, la primera ministra Mette Frederiksen había anunciado una «apertura gradual» -para después de Semana Santa- de las medidas de distanciamiento social introducidas para frenar la transmisión del coronavirus, si las cifras de casos y muertos permanecían estables.