Boeing, el fabricante estadounidense de aviones, reanudará la próxima semana su producción en Washington, Estados Unidos, luego de haber suspendido las operaciones por el avance de la pandemia de coronavirus.

Boeing cerró sus puertas el 25 de marzo luego de que resultara positivo el test de coronavirus de algunos de sus trabajadores, uno de los cuales falleció.

La empresa informó hoy que garantizará medidas de seguridad para proteger a sus empleados e implementará el sistema de turnos escalonados para reducir el flujo de trabajadores.

También pondrá marcas en el piso para ayudar a cumplir con las medidas de distanciamiento social, además de exigir que todos los trabajadores tengan cubierto el rostro, reportó la agencia de noticias ANSA.

Desde Boeing afirmaron que los empleados que puedan cumplir sus tareas de forma remota continuarán trabajando bajo esa modalidad.

La decisión de que las instalaciones en Puget Sound comiencen a operar implica que 27 mil personas vuelvan a trabajar, en medio del contexto recesivo que golpea a la economía estadounidense.