El gobierno de Nicaragua, cuestionado por no haber dispuesto medidas de prevención ante la pandemia de coronavirus, anunció hoy que promoverá el distanciamiento social y el uso de barbijos, pero también que promoverá el turismo dentro del país.

La vicepresidenta, Rosario Murillo, afirmó esta tarde que a partir de mañana se impulsará “la distancia personal de precaución y también el uso de mascarilla”, medidas que hasta ahora estaban prohibidas incluso dentro de hospitales, según denunció hoy mismo la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Murillo dijo también que las nuevas disposiciones incluyen la desinfección de “medios de transporte interurbanos, urbanos, interdepartamentales, paradas de autobuses, mercados, centros de estudio, de trabajo, casas y barrios”.

Asimismo, otras fuentes gubernamentales informaron que se autorizarán las clases remotas en escuelas privadas que lo soliciten y que el aeropuerto internacional de Managua permanecerá cerrado por tiempo indefinido después de que uno de sus empleados muriera por coronavirus, aunque esto último no fue confirmado oficialmente, según la agencia de noticias EFE.

Paralelamente, el gobierno promoverá los viajes dentro del país, informó la directora del Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur), Anasha Cambpell, al presentar en conferencia de prensa la campaña “Nicaragua toda dulce, con amor para vos”.

“Visitar nuestros departamentos y hacer turismo es hacer patria”, afirmó allí el asesor presidencial para la promoción de inversiones, Laureano Ortega, hijo del presidente Daniel Ortega y la vicepresidenta Murillo.

Nicaragua, que sólo reconoció 13 casos de coronavirus, de los cuales tres fallecieron, recibió críticas internas e internacionales por no haber adoptado hasta ahora medidas de prevención ante la pandemia.

Los países más afectados en Centroamérica

En tanto, en la República Dominicanael país más afectado en Centroamérica, con 6.416 contagios y 286 muertes por coronavirus-, el ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, afirmó que el país estaba “ganando la primera batalla” contra la pandemia.

El funcionario explicó que la República Dominicana tuvo “éxito” en moderar la curva de contagios y, “sobre todo, en evitar el colapso de los servicios de salud pública y privados”.

“Hemos logrado que la disponibilidad de camas de internación y de cuidados intensivos esté muy por encima de la demanda; esto es un éxito fundamental si lo comparamos con lo sucedido en otros países”, sostuvo Montalvo.

En Panamá -el segundo país más castigado en la región, con 6.200 contagios y 176 decesos-, la ministra de Salud, Rosario Turner, advirtió que la covid-19 “llegó para quedarse y que el levantamiento de las restricciones dependerá no sólo de la decisión del gobierno sino también del cumplimiento de la cuarentena y el distanciamiento social por parte de la población.

Panamá está en cuarentena por tiempo indefinido desde el 25 de marzo pasado y dos semanas antes de esa fecha había cerrado las escuelas, los comercios y los establecimientos industriales de producción no esencial, entre otras medidas.