Mientras avanza el coronavirus en todo el mundo, la cuarentena se volvió la forma más eficaz de prevención y cuidado. Es por eso que las calles quedaron vacías, los centros culturales cerrados y las playas sin turistas.

Este panorama también afecta a la naturaleza, la cual expone diferentes maravillas que no podemos ver ante la masividad de gente. Así quedó demostrado en casos como Venecia, donde aparecieron diferentes especies marinas, y en esta oportunidad en Gran Bretaña.

El fotógrafo Mike Woods envió un grupo de drones al mar Portsmouth, quienes tomaron algunas imágenes sobre cómo luce el mar; según se puede ver, el color se transformó en un tono mucho más cristalino.

Según resaltó Daily Mail, el Ministerio de Defensa aumentó los controles en los barcos en el estrecho de Solent para asegurarse de que cumplen todas las normativas sanitarias. Hasta la fecha, en Gran Bretaña se registraron más de 20 mil víctimas de COVID-19.