Nos queda una década para seguir uniendo esfuerzos por el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de la ONU. Un plan de acción al que podríamos describir como ambicioso, hasta utópico pero no imposible, que apunta al desarrollo sostenible desde tres esferas: social, económico y ambiental. Pone en el centro a las personas, el planeta, la paz y las alianzas para alcanzar un mundo mejor donde todos trabajemos para “no dejar a nadie a atrás”. Este lema es un reto que nos señala que hoy más que nunca debemos seguir trabajando unidos para que esto sea un hecho en Misiones, en la región y en el mundo.

Lucas Adrián García, integrante del CEMER IMES y coordinador del Foro Jóvenes por los ODS Misiones, nos lleva a reflexionar que el principal desafío para nuestra provincia para hacer frente a la pandemia y para lograr el desarrollo sostenible, es seguir esta hoja de ruta que tiene un alcance global pero fundamentalmente local, por eso se encuentran trabajando para que este plan de acción llegue a todos los sectores de nuestra sociedad. Desde el CEMER del IMES se realizan estudios de alcance regional sobre los ODS, capacitaciones y se construyen alianzas priorizando una agenda de políticas públicas enmarcadas en estos.

Por otro lado, el Foro Jóvenes por los ODS que nació en el año 2018, impulsado por el diputado Jorge Petersen, actualmente continúa ejerciendo el liderazgo en la construcción de alianzas y promoviendo el diálogo y la participación juvenil, promoviendo las políticas públicas existentes, para que el diseño y la ejecución de los proyectos gubernamentales, empresariales y sociales incorporen el enfoque del desarrollo sostenible.

Estamos elaborando un plan de acción con todos actores de diferentes sectores de la sociedad, adaptando los ODS a la realidad Provincial pero siempre siguiendo los lineamientos de la Agenda 2030.

Lucas, también reflexiona sobre los impactos de la pandemia del COVID-19 en el logro de los ODS a nivel general. Estos pueden ser positivos como el caso de la recuperación ambiental, pero otros negativos como la crisis sanitaria, económica y social. Aunque para mencionar algunos impactos se tomen separados, éstos deben ser trabajados de manera transversal.

 

ODS 1: Fin de la Pobreza. La pandemia del coronavirus ha provocado la pérdida de ingresos en la unidad familiar, lo que podría llevar a los segmentos vulnerables de la sociedad a caer por debajo del umbral de pobreza. Debemos asegurar que los más vulnerables estén protegidos.

ODS 2: Hambre Cero. A causa de la pandemia la producción y distribución de alimentos podría verse interrumpida. Garantizar la seguridad alimentaria y fomentar la resilencia del sector agroalimentario es vital para lograr el hambre cero.

ODS 3: Salud y bienestar. La pandemia está teniendo un impacto devastador en la salud a nivel mundial. Debemos combatir esta crisis global con unidad y solidaridad.

ODS 4: Educación de Calidad. El cierre de las escuelas provocado ha llevado a la aplicación de medidas de enseñanza online. No accesibles para todos los sectores. Debemos trabajar para hacer la enseñanza accesible para todos.

ODS 5: Igualdad de Género. Los beneficios económicos de la mujer están en peligro y aumentan los niveles de violencia de género. Las mujeres representan la mayoría de los trabajadores de la salud y de la asistencia social, por lo que están más expuestas al COVID-19.

ODS 6: Agua limpia y saneamiento. Las interrupciones del suministro y la escasez de agua en algunas zonas dificultan el acceso a instalaciones limpias para lavarse las manos, una de las medidas de prevención del Coronavirus más importantes.

ODS 7: Energía asequible y no contaminable. La escasez de suministros y de personal está provocando la interrupción del acceso a la electricidad, lo que debilidad aún más la respuesta y la capacidad del sistema de salud.

ODS 8: Trabajo decente y crecimiento económico. Alrededor de 25 millones de personas podrían perder sus empleos a causa de la crisis laboral y económica provocada por el coronavirus.

ODS 11: ciudades y comunidades sostenibles. La población que vive en los barrios marginales se enfrente a un mayor riesgo de exposición al COVID-19 debido a la alta densidad de población y a las malas condiciones de saneamiento. En este momento es crucial consolidar la seguridad, resilencia e inclusividad de las ciudades.

ODS 13: Acción por el Clima. La pandemia podría derivar en un menor compromiso con acción climática, pero también en un menor impacto ambiental debido a una disminución de la producción y el transporte.

ODS 16: Paz, justicia e instituciones sólidas. Los conflictos impiden la adopción de medidas eficaces para luchar contra la pandemia, quienes se encuentren en zonas de conflicto son los que corren mayor riesgo de sufrir pérdidas a causa del COVID-19.

ODS 17: Alianzas para lograr los objetivos. La pandemia pone de relieve la importancia de la cooperación internacional en materia de salud pública. Hacer frente a desafíos globales requiere la colaboración de todos.

A pesar de que los impactos de la pandemia afecten directa o indirectamente el cumplimiento de los ODS, la Agenda 2030 debe estar más vigente que nunca. Debemos apuntar a la cooperación y a la solidaridad para hacer frente a los retos del presente y adoptar un modelo más inclusivo y verde para resistir las amenazas del futuro. Como lo dice Julián Suarez Migliozzi del Banco de Desarrollo de América Latina: <<Avanzar hacia el desarrollo sostenible probablemente no nos inmunice, pero nos hará menos vulnerables>>.