El hallazgo fue realizado por unos turistas, quienes encontraron «dragones azules» en Padre Island National Seashore, ubicado en las costas de Texas.

Estos pequeños animales miden sólo 3 centímetros y ‘vuelan’ dejando en el agua un particular destello azul eléctrico. Estas babosas de mar o también conocidas como Glaucus atlanticus, son reales depredadores naturales de las carabelas portuguesas una especie de medusa, conocida por poseer una picadura muy dolorosa.

Aunque es muy común encontrarse a estos dragones azules en los mares de las costas sudafricanas, europeas, australianas y de Mozambique. La comunicación de la aparición de estos pequeños nació a raíz de varios encuentros con ellos durante esta semana en Estados Unidos.

Estas apariciones provocaron que el parque de manera automática advierta en su página de Facebook: ‘No dejes que su tamaño te engañe. Tiene una defensa digna del nombre dragón’.