Los adultos estamos angustiados, preocupados y asustados por una situaciĆ³n inĆ©dita a nivel mundial, quienes estĆ”n a cargo de niƱos pueden padecerlo aun mĆ”s. Cuando se transforma la estructura del grupo familiar, se modifican consecuentemente las posiciones de los miembros en ese grupo y sus respectivas referencias. El hombre no es un ser aislado sino miembro activo y reactivo de grupos sociales, su experiencia esta determinada por su interacciĆ³n con el medio.

ĀæCĆ³mo podemos enfrentar esta situaciĆ³n desde el punto de vista psicolĆ³gico y acompaƱar esta incertidumbre?

  • Evitar la sobreexposiciĆ³n de los niƱos a noticias, reportajes televisivos, o redes sociales. Nos informamos sobre la situaciĆ³n, pero estableciendo lĆ­mites para no confundir y angustiar a los mas chicos de la casa. Se trata de explicar de la manera mĆ”s sencilla, pero sin despertar miedos o ansiedades, hay que evitar el sentimiento de responsabilidad y culpa en los niƱos.
  • Proteger la salud incidiendo en conductas de cuidado e higiene, hay que tener en cuenta que las nuevas maneras de protecciĆ³n son nuevas, tanto para ellos como para nosotros. Se debe explicar y detallar cuales van a ser las nuevas maneras de cuidado y prevenciĆ³n.
  • Descubrir las habilidades de nuestros niƱos, si bien pasan la mayorĆ­a del tiempo fuera de casa, se debe aprovechar este tiempo para averiguar cuĆ”les son sus intereses o sus juegos preferidos para asĆ­ poder acompaƱarlos en este proceso. Llegar a conocer a los niƱos fuera del problema nos puede proporcionar las coordenadas y situarnos ante una aventura lĆŗdica.