Perú superó a China en fallecidos por la pandemia de coronavirus y sumó cerca de 5.000 nuevos contagios con la enfermedad, con lo que se consolidó como el décimo país del mundo con más contagios declarados, con 174.884 casos, informaron autoridades.

Según un comunicado emitido anoche por el Ministerio de Salud, el país llegó a los 4.767 decesos desde que comenzó la pandemia, en diciembre de 2019, con lo que superó las 4.638 víctimas mortales declaradas por China.

Los contagios en las 24 horas previas fueron 4.845, detectados entre 15.987 pruebas realizadas durante todo el día, con lo que tres de cada diez personas a las que se le tomó una muestra dieron positivo para coronavirus, la tasa más alta desde que la pandemia llegó a Perú en marzo.

En consecuencia, la incidencia de la enfermedad se elevó al 15,79% de positivos sobre las cerca de 1,1 millones de pruebas realizadas a nivel nacional, lo que hace de Perú el país líder en Latinoamérica en número de muestras por cada millón de habitantes.

El epicentro del brote en el país está en la capital Lima, donde viven unos 10 millones de personas que equivalen al 30% de la población nacional, donde se concentran 105.000 casos de la Covid-19, lo que supone el 60% de todos los registrados a nivel nacional.

La cifra de fallecidos diarios, en tanto, se mantuvo por encima del centenar, al registrar 133 decesos en las últimas 24 horas, dijo el Ministerio, citado por la agencia de noticias EFE.

Asimismo, el número de personas recuperadas se aproxima a las 70.000, tras sumar más de 700 nuevas altas, entre médicas y domiciliarias.

A pesar del constante avance de la enfermedad tras once semanas de cuarentena, el gobierno de Perú planea pasar a la segunda fase de la reactivación económica, según anticipó la ministra de Economía y Finanzas, María Antonieta Alva.

Durante una comparecencia por videoconferencia ante una comisión del Congreso encargada de seguir la emergencia del Covid-19, Alva se comprometió a reanudar más actividades económicas con responsabilidad.

«Nuestra reactivación económica es bastante gradual, y ha sido muy responsable. Consideramos que las medidas y estrategias que se están tomando con los protocolos serán bastante importantes para contener la propagación del virus», dijo.

Perú seguirá en cuarentena hasta por lo menos el 30 de junio, un confinamiento que se ha ido flexibilizando desde las estrictas condiciones iniciales cuando comenzó el 16 de marzo.

Perú fue el primer país en declarar la cuarentena obligatoria, pero el virus se expandió por falta de control y protocolos de seguridad en los puntos de concentración de personas como los mercados y el transporte público, donde los toques de queda limitaron sus horarios de apertura y causaron más aglomeraciones.