Banksy destaca por sus impresionantes pinturas, las cuales siempre expresan un profundo mensaje relativo —principalmente— a problemas sociales. Su obra en homenaje al personal médico que enfrenta al coronavirus, por ejemplo, conmovió al mundo entero. El caso de abuso policial contra George Floyd en Estados Unidos no podía pasar desapercibido para este reconocido y misterioso artista.

La obra con la que Bansky rindió homenaje al personal de la salud.

Con una poderosa pintura compartida en sus redes sociales, Banksy expresó su postura sobre el racismo en Estados Unidos, reflejado en los múltiples casos de abuso policial que la gente afroamerica enfrenta, tal como sucedió con George Floyd. Una bandera de ese país, una vela quemándola y un retrato, conforman la obra del artista.

Pero esta vez Banksy no se limitó a expresar sus sentimientos por medio de su impresionante arte gráfico, en esta ocasión acompaño la obra con un mensaje firme donde deja ver que el racismo no es un problema que la gente de color deba enfrentar sola, sino un problema que todos debemos asumir como propio.

Banksy escribió: “Al principio pensé que debía callarme sobre este asunto. ¿Pero por qué debo hacer eso? No es su problema. Es mio”, para después explicar con un peculiar ejemplo a qué se refiere con que el problema del racismo es, de hecho, un tema que debe ser solucionado por la gente blanca.

El racismo: Un problema de todxs.

“El sistema le falla a las personas de color. Como una tubería rota que inunda el departamento de las personas que viven abajo. Este sistema defectuoso está haciendo que su vida sea una miseria, pero no es su trabajo arreglarlo. No pueden, nadie los dejará entrar al departamento de arriba. Este es un problema de la gente blanca. Y si la gente blanca no lo arregla, alguien tendrá que subir y patear la puerta”, expresó para culminar su mensaje.

Como siempre, la obra de Banksy cuenta con miles de reacciones en redes, pero ojalá que su impacto no se quede en dichas métricas, ojalá logre reflejare también en un cambio radical en el pensamiento de quienes ven el problema del racismo como algo ajeno, porque no lo es.