A pesar de los profundos cambios en los patrones de vida y participación de las mujeres en la sociedad, algunas de ellas han sido invisibilizadas por los distintos medios de comunicación. En todo el mundo, constituyen aproximadamente el 50 por ciento de la población pero solo dos millones de las personas que se ven en las noticias, sobre las que se lee en los periódicos o se escucha en la radio y televisión, pertenecen a este colectivo.

Esto no es algo intencionado, sino fruto de distintas concepciones de género presentes en la sociedad. Las causas por las cuales los medios no las muestran son variados: el desinterés, la discriminación, y los cuestionamientos  sobre sus capacidades, entre otros. Aunque muchos territorios han sido dominados por hombres, no quiere decir que no hayan existido mujeres extra ordinarias que han desafiado estereotipos de género y cambiado su mundo.

Pero, ¿quiénes son y qué hicieron?

Rebecca Grynspan Mayufis: Es una política y economista costarricense y la actual secretaria general de la Secretaría General Iberoamericana, la primera mujer en ocupar dicho cargo. Antes de eso, fue vicepresidenta de Costa Rica (1994 – 1998) y secretaria general Adjunta de la ONU, uno de los cargos con más relevancia dentro de Naciones Unidas. Grynspan ha sido reconocida por su trabajo en la defensa del desarrollo humano y por impulsar a nivel internacional y regional temas tan urgentes como la pobreza y la desigualdad de género.

Marta Vieira da Silva: Es una futbolista brasileña, seis veces nombrada “Jugadora del Año” por la FIFA y la máxima goleadora de todos los tiempos en la Copa Mundial Femenina. Actualmente, es embajadora de buena voluntad de ONU Mujeres para niñas y mujeres en el deporte.

Marie Colvin: Fue una periodista estadounidense. Es considerada una de las mejores mujeres corresponsales de guerra de su generación: cubrió conflictos armados en Medio Oriente, Chechenia, Kosovo, Sierra Leona y Zimbabue, entre otros. En 2001 perdió el ojo izquierdo debido al estallido de una granada en Sri Lanka.
A pesar de las restricciones y severas amenazas contra periodistas, Colvin entró a Siria para cubrir el bombardeo en Homs, donde fue asesinada el 22 de febrero del 2012.

Marcia Barbosa: Esta física brasileña y sus estudios sobre las propiedades del agua la hicieron ganadora del Premio Mujeres en la Ciencia de la UNESCO. Desde 2008 dirige el Instituto de Física de una de las universidades más importantes de Brasil.

Salomé Martínez: Ingeniera civil y doctora en matemáticas chilena. Además de sus investigaciones en la influencia de las matemáticas en la población y el entorno, es una fuerte activista en contra de los estereotipos de género en las ciencias y el acceso de las mujeres a la educación.

Mariana Costa Checa: Es empresaria peruana, cofundadora de una empresa dedicada a capacitar mujeres de bajos recursos económicos para convertirlas en programadoras. Debido a su labor, en 2015 fue incluida en la lista de “Innovadores menores de 35”.

Patria, Minerva y Maria Teresa Miraball: Conocidas como “las hermanas Miraball”, fueron tres activistas que se opusieron a la dictadura de Rafael Leonidas Trujillo en República Dominicana. Asesinadas en noviembre de 1960. En su honor, la ONU creó en Día Internacional para Eliminar la Violencia contra la Mujer.

Xóchitl Cruz López: Es la primera niña en recibir, a sus 8 años, un reconocimiento del Instituto de Ciencias Nucleares de la UNAM por sus aptitudes sobresalientes en el trabajo de la divulgación científica. Vive en México y ha logrado desarrollar distintos proyectos de alto impacto social, entre ellos, un calentador solar hecho con materiales reciclados.

Janet Yellen: Economista estadounidense. En 2014 se convirtió en la primera mujer en presidir la Reserva Federal, el banco central de Estados Unidos. Ese mismo año, Forbes la consideró la segunda mujer más poderosa del mundo.

Clotilde Mercedes de Fernandez Ramos: Considerada pionera de la educación en Misiones, fue maestra, profesora de piano y escritora argentina. Tomo la iniciativa de gestionar las primeras escuelas secundarias de Misiones y del primer instituto musical en 1918 en Posadas.

La línea del tiempo por reconocer a las mujeres como portadoras de conocimientos y capacidad de cambiar un determinado paradigma es larga. Sin embargo, su incorporación en la historia de dio de manera progresiva y de una u otra manera, marcaron un antes y un después. Releer la historia en clave femenina no significa solo rescatar el protagonismo de las mujeres, sino presentar instrumentos para repensar la dinámica que estas cumplen a lo largo de la historia.