La noche de ayer en Posadas se vio revolucionada por unos inadaptados que, tras cruzar un semáforo en rojo con un Volkswagen Bora (no, no tenía la T roja amigos), y percatarse que habían sido vistos en infracción por un patrullero que recorría la zona, desataron una persecución por toda la ciudad.

El parte redactado por el personal policial indica que «siendo las 22:50 h circunstancia que me encontraba realizando recorridas de prevención con balizas encendidas por Av. Lavalle sentido sur-norte» y que al llegar a la intersección con la Av. Andresito observaron que un Volkswagen Bora de color negro, «cruza en rojo el semáforo, atentando contra la integridad física de terceros, el conductor del rodado al percatarse de la presencia policial se da que la fuga trasladándose rápidamente por Av. Andresito, motivo por el cual se comenzó a realizar un seguimiento controlado del rodado».

La persecución ya estaba desatada y el «pistero» del Bora «retoma por Av. Fco. de Haro hasta calle Japón posteriormente vuelve a transitar la Av. Lavalle y sentido sur-norte realizando siempre maniobras peligrosas y en contramano a pesar de que en reiteradas oportunidades a través del megáfono se le solicitó detenga su marcha».

Los oficiales pidieron la colaboración de otros móviles policiales mediante la frecuencia 911, para tratar de detener el auto, y así evitar que atenten contra su integridad física, de transeúntes, o produzcan daños a terceros, cosa que sucedió minutos después.

En Av. Lavalle y Av. López y Planes «se suma al seguimiento un móvil de la Comisaría Decimosexta, tomando la dirección oeste-este por la Av. Lopez y Planes, continuando por Av. Mitre», luego el conductor del Volkswagen Bora ingresa rápidamente con el auto «a la zona del microcentro posadeño por calle San Luis, gira en caller Córdoba y circulando por calle Ayacucho y que al llegar a la intersección con calle Sarmiento, el móvil 3-785 de la Comisaría Primera intentó realizar una valla perimetral para que detenga la marcha», pero nuestro Toretto de poca monta, termina subiendo a la vereda para escapar, pero no sin antes chocar el patrullero.

Siguió huyendo por calle Ayacucho, ingresó a calle Santa Fe y al llegar llegar a intersección con calle Belgrano realiza un giro en U colisionando la parte delantera del móvil 3-523. Retomó su trayecto por calle General Paz e ingresó a la calle Roque Saenz Peña, en la intersección con calle Belgrano, aprovechando que se trata de una zona de poca circulación y en el momento no había nadie en la calle, el conductor del móvil policial 3-785, realizó una maniobra para que detenga la marcha. El conductor del Bora colisionó contra un poste de alumbrado público. Los pasajeros y el conductor del Volkswagen descendieron del auto e intentaron darse a la fuga, pero fueron interceptados y detenidos.

En el interior del vehículo Bora, se incautaron botellas de bebidas alcohólicas, marihuana, un cuchillo y dos celulares. Una de las pasajeras era menor de edad. A la cucha.