Mientras sigue la conmoci√≥n en Moreno por el doble femicidio de Mar√≠a Magdalena Figueredo y de su hija Luz, de 4 a√Īos, la autopsia revel√≥ que ambas fueron atacadas mientras dorm√≠an y que las asesinaron con un lazo.

Jacinto Apodaca, un joven de 24 a√Īos que manten√≠a una relaci√≥n con Figueredo, fue detenido y las pr√≥ximas horas ser√° indagado por el fiscal Federico So√Īora, quien lo imput√≥ por ¬ędoble homicidio calificado por el v√≠nculo y por mediar violencia de g√©nero¬Ľ.

De acuerdo al informe de los forenses, no se encontraron signos de defensa en los cuerpos de las víctimas. Este dato sumado a que establecieron la data de la muerte alrededor de las 5 de la madrugada del sábado, hizo presuponer que las dos estaban descansando y por eso no pudieron reaccionar a la agresión.

A su vez, la autopsia determinó que madre e hija murieron asfixiadas por estrangulamiento a lazo, aunque este elemento no fue encontrado todavía en la escena del crimen. El otro interrogante que buscan responder los investigadores es el móvil del ataque.

Un amigo de la mujer asesinada fue quien encontr√≥ los cuerpos el s√°bado a la tarde en una casa ubicada en la calle Juana Azurduy entre Cuyo e Irlanda, en el l√≠mite de las localidades de La Reja y Francisco √Ālvarez.

Después, el levantamiento de rastros y la declaración de los vecinos del barrio convirtieron a Apodaca, el hombre que convivía con las víctimas, en el principal sospechoso por los homicidios.