Miles de alumnos primarios y secundarios volvieron hoy a asistir a las escuelas en casi todo Uruguay después del largo receso de las clases presenciales por la pandemia de coronavirus, y lo hicieron con algunas precauciones hasta ahora inusuales.

Entre las nuevas condiciones figura el fraccionamiento de los cursos, de los que una mitad irá a la escuela los lunes y los martes, y la otra mitad, los jueves y los viernes, según dispuso la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP).

Asimismo, los niños debieron someterse a la desinfección de sus mochilas y abstenerse de practicar en los recreos juegos que impliquen contacto entre ellos, describió el diario montevideano El Observador.

La reanudación de las clases presenciales abarcó a más de 260 escuelas con más de 213.000 alumnos inscriptos en Montevideo, Canelones y Rivera.

En cambio, quedó fuera Treinta y Tres, el departamento oriental donde en los últimos días se registró un brote de contagios de Covid-19 cuando en todo el país quedaba apenas una docena de infecciones activas.

Mientras tanto, las autoridades aún no resolvieron qué criterios utilizarán para evaluar a los alumnos del actual ciclo lectivo.

El presidente del Consejo Directivo Central (Codicen) de la ANEP, Robert Silva, informó que al respecto ya se puso en línea una encuesta para docentes y que pronto se implementará otra para estudiantes, para «a partir de ahí tomar decisiones», y advirtió que «quizás hay que mirar 2020 en conjunto con 2021».

Uruguay contabilizaba 932 casos confirmados de coronavirus (tres en las últimas 24 horas, todos en Treinta y Tres).