La iniciativa pertenece al legislador Ariel “Pepe” Pianesi (UCR). «Creemos que el Estado misionero debe hacer todos los esfuerzos para atender la emergencia de muchos emprendimientos que se vieron perjudicados desde el inicio del Aislamiento Social Preventivo Obligatorio”, indicó el dirigente radical.

La iniciativa plantea al Ejecutivo que “gestione la condonación de las deudas por servicios públicos desde el inicio del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) y exima del pago total y/o parcial hasta la finalización del mismo o hasta que puedan retomar sus actividades, a todas las PyMEs y actividades económicas que no están enmarcadas dentro de las declaradas como actividades esenciales”.

“Tomando el mes de abril como primer mes completo de ASPO, la actividad industrial a nivel país cayó más de 25% interanual, según el consenso de consultoras privadas. Con más de cien días de cuarentena, las estimaciones arrojan un intervalo de contracción de la actividad económica en nuestro país de entre 7% y 10% respecto de 2019” señala Pianesi.

“Son tiempos difíciles para quienes no dependen de la actividad estatal y, quienes están enmarcados en las actividades no esenciales son quienes más urgencia tienen por trabajar para poder sostener, no solo a sus familias, sino también a sus emprendimientos” destaca el legislador.

Si bien se estableció la prohibición de cortes de suministro ante la falta de pago, no existe ayuda directa a las PyMEs para el pago efectivo de las facturas de los servicios, por lo que la suspensión de cortes, se convierte en una deuda que se posterga y acumula en el tiempo.

“Más allá de la implementación del Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) que subsidia parte de los salarios de las empresas, creemos que la situación crítica de la economía merece todos los esfuerzos que impidan la caída de nuevas PyMEs o emprendimientos, que son quienes generan las fuentes de trabajo genuino para el desarrollo de nuestra provincia” finalizó Pianesi.