Este 19 de julio se cumplen 18 a√Īos de la primera reuni√≥n del Directorio del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM). ‚ÄúFue el acto formal fundacional del INYM, por eso lo recordamos, y en la celebraci√≥n nuestro homenaje a quienes dieron origen a la Instituci√≥n, a los productores que se manifestaron hasta lograr que se atendiera su reclamo; tambi√©n a quienes trabajan en los yerbales, en los secaderos y en los molinos generando el mate de todos los d√≠as y a los empleados del Instituto que durante todo este tiempo estuvieron brindando servicios al sector‚ÄĚ, contextualiz√≥ el presidente del INYM, Juan Jos√© Szychowski.

El INYM se cre√≥ en el a√Īo 2002 como respuesta a la manifestaci√≥n bautizada como ‚ÄúTractorazo‚ÄĚ que lideraron mujeres y hombres agobiados por la crisis econ√≥mica que golpeaba al pa√≠s y marcharon en caravana desde sus chacras hasta la plaza 9 de Julio de Posadas, permaneciendo all√≠ durante m√°s de 50 d√≠as hasta recibir respuesta del Gobierno de la Naci√≥n.

 

El 21 de febrero de 2002 el Congreso de la Naci√≥n sancion√≥ la Ley 25.564 de creaci√≥n del INYM (se promulg√≥ el 14 de marzo, sin intervenci√≥n del Poder Ejecutivo); el 13 de julio del mismo a√Īo el presidente de la Naci√≥n, Eduardo Duhalde, firm√≥ el Decreto Reglamentario 1240 y el 19 de julio se realiz√≥ la Primera Reuni√≥n formal de Directorio, espacio donde tienen representaci√≥n todos los eslabones de la cadena yerbatera, el Gobierno Nacional los gobiernos de las provincias de Misiones y Corrientes. En ese primer encuentro el tema m√°s importante a resolver en forma conjunta fue recomponer los valores de la materia prima, estableci√©ndose en 13,5 centavos el kilo de hoja verde y en 50 centavos el de la canchada para el per√≠odo de¬†julio – octubre de aquel a√Īo.

Primer Directorio

Integraron el primer Directorio del INYM el ingeniero agrónomo Daniel Notta como presidente, quien renunció el 13 de septiembre de 2002 y fue reemplazado por José Domingo Fabio, a su vez representante del Gobierno de Misiones y cuyo suplente fue Ricardo Maciel; por el Gobierno de Corrientes: Estela Robaina (titular) y Ernesto Yacovich (suplente); por la Industria: Miguel Sniechowski y Marcelo Martín (titulares),   Carlos Barros y Rubén Nielsen (suplentes); por Cooperativas: Roberto Swier y Pedro Angeloni (titulares), Juan Dimitrowicz y Roberto Buser (suplentes); por la Producción: Hugo Sand, Jorge Haddad y Manfredo Seifert (titulares); Juan Tarasiuk, Marta Giménez y Eduardo Tuzinkiewicz  (suplentes); por Secaderos: Sergio Bazila (titular) y Ernesto Morales (suplente); por Tareferos: Carlos Cardozo (titular) y Florencio Zena (suplente).

Casi dos décadas después también se cuenta con otras herramientas fundamentales como los datos estadísticos y la información acerca de quienes integran la cadena yerbatera, lo que permite el Instituto definir acciones con proyección.

En ese sentido, Szychowski destac√≥ otros importantes logros del INYM ‚Äúcomo promover la incorporaci√≥n de tijeras electr√≥nicas, guinches y carritos de arrastre optimizando las cosechas y generando mejores condiciones de trabajo; quemadores de chip en los secaderos resolviendo la falta de le√Īa; Corresponsabilidad Gremial para los tareferos; becas para los hijos de agricultores; programas de Buenas Pr√°cticas en producci√≥n, secaderos y molinos para certificar la calidad del producto; trabajo en conjunto con empresas para conquistar nuevos consumidores en mercados distantes como Medio Oriente, Estados Unidos y Europa y en otros m√°s cercanos como Chile; y estudios cient√≠ficos que revelan excelentes propiedades del alimento, el m√°s conocido quiz√°s sea el que certifica su poder antioxidante, lo que despierta mucho inter√©s y abre otras posibilidades comerciales‚ÄĚ.

Szychowski afirm√≥ sentirse ‚Äúorgulloso de ser parte del INYM porque representa mucho m√°s que una Instituci√≥n que trabaja para fortalecer a todos los eslabones de la cadena yerbatera; la yerba mate es transversal a todo y a todos, desde aquellos primeros cultivos hace m√°s de cien a√Īos hasta hoy d√≠a, y cada acci√≥n que vamos definiendo est√° impregnada por la determinaci√≥n y el compromiso de contribuir al crecimiento de todo el sector‚ÄĚ.

El actual Directorio del INYM est√° integrado por el Presidente Juan Jos√© Szychowski; los representantes de Misiones: Ricardo Maciel (titular) y Marta Cunha (suplente); de Corrientes: Esteban Fridlmeier;¬† de Cosecheros: Ram√≥n Antonio Segovia (titular) y Rub√©n Oscar Alvez (suplente); de la Producci√≥n: Jonas Petterson, Claudio Marcelo Hacklander y Nelson Dalcolmo (titulares); Jorge Butiuk, Carlos Zuberb√ľhler y Marisol Fracalossi (suplentes); de Secaderos: Alejandro Lucero (titular) y Sergio Delapierre (suplente);¬† de Cooperativas: Denis Alfredo Bochert y Danis Luciano Koch (titulares); Gerardo Ram√≥n Vallejos y Isaias Angel C√©sar Villalva (suplentes), y de la Industria: Ra√ļl Ayala Torales y Germ√°n Horrisberger (titulares); Guillermo Rousillion y Gerardo Daniel L√≥pez (suplentes).

 Yerbales y cosechas más eficientes

 El INYM implementó y tiene vigente diversos programas orientados a fortalecer todos los eslabones de la cadena yerbatera.

En un breve repaso desde su fundación, cabe destacar la incorporación de nuevas herramientas que evitan la actividad física extrema en el traslado y la carga de raídos y optimizan las cosechas, como los guinches y carritos de arrastre (por reglamento, estos implementos deben ser construidos en talleres de zona productora, incentivando la industria local), y las tijeras electrónicas que se entregan a través de Plan de Mejoramiento de la Cosecha de Yerba Mate.

En la misma l√≠nea, est√° el Programa de Motoguada√Īas y Motosierras para ser utilizadas en las plantaciones de yerba mate, y tambi√©n como herramientas de trabajo en el per√≠odo interzafra. Permiten el control mec√°nico de malezas que compiten con el cultivo y, en paralelo, aporta materia org√°nica mejorando la estructura y la conservaci√≥n del recurso suelo.

Entre los a√Īos 2008 y 2010 a trav√©s de la¬†Red de Productores Evaluadores, el INYM realiz√≥ m√°s de 600 an√°lisis de suelos e incentiv√≥ el uso de cubiertas verdes para recuperar la fertilidad del suelo de los yerbales. Luego, en el a√Īo 2012, vendr√≠a el Programa de Renovaci√≥n de Viejos Yerbales,¬†que hoy beneficia a 360 peque√Īos productores de hasta 10 hect√°reas de superficie cultivada¬†en estado de degradaci√≥n, y que consiste en la implantaci√≥n de una hect√°rea de yerba mate con material gen√©tico y tecnolog√≠a de punta, con el compromiso de que al quinto a√Īo esas tres hect√°reas de yerbales ineficientes se direccionen a otra actividad agropecuaria o forestal.

El a√Īo pasado comenz√≥ el Programa de Asistencia T√©cnica a Peque√Īos Productores Yerbateros, una iniciativa que permiti√≥ la incorporaci√≥n de t√©cnicos para brindar asistencia integral a 20 grupos de 30 productores con diagn√≥stico f√≠sico ‚Äď productivo y ambiental (incluido an√°lisis f√≠sico qu√≠mico de los suelos) y pr√°cticas para mejorar los yerbales.

El uso de chips de madera como fuente de calor¬†en los secaderos es otro de los avances en el sector yerbatero que lleg√≥ de la mano del INYM con el Programa de Tecnificaci√≥n del Proceso de Secado y que tiene como objetivo dar respuesta a una creciente problem√°tica del sector: la falta de le√Īa.

El funcionamiento de este sistema ‚Ästque es m√°s amigable y eficiente¬†en t√©rminos sociales y econ√≥micos- fue una bisagra, ya que dej√≥ atr√°s un combustible utilizado desde los or√≠genes del proceso de elaboraci√≥n de la yerba y apareci√≥ en el momento justo, poco antes de entrar en vigencia la Ley Provincial 106 que desde 2015 proh√≠be en Misiones utilizar como le√Īa a la madera de monte nativo.

Mediante el Programa de Optimizaci√≥n de la Energ√≠a en Secaderos de Yerba Mate, el INYM respalda la instalaci√≥n de¬†coberturas, no contaminantes, de f√°cil aplicaci√≥n y de eficiencia probada, que permitan mejorar el rendimiento t√©rmico de las tamboras de secado de la materia prima, y en ese marco se eval√ļa el rendimiento del gas licuado de petr√≥leo (GLP) como combustible¬†para generar calor.

Para mejorar el traslado del producto el INYM puso en marcha el Programa de Adaptación y Equipamiento de Vehículos para Transporte de Hoja Verde a Granel, y para recepción, control y acondicionamiento, el Programa de Playas Móviles.

Desde mayo de 2015, está vigente el Convenio de Corresponsabilidad Gremial (CCG) que promueve el cumplimiento de las obligaciones que impone el Sistema de la Seguridad Social de la Nación y que deben hacer efectivo quienes emplean personal en las tareas de cosecha y secanza de la yerba mate (productores, prestadores de servicio de cosecha y flete y secadores). El INYM es el agente de instrumentación y percepción de la Tarifa Sustitutiva del CCG.

En estos 18 a√Īos la capacitaci√≥n se hizo extensiva tanto a tareferos como a productores, con jornadas sobre suelo y pr√°cticas de cosecha, uso de elementos de protecci√≥n y medidas preventivas¬†para¬†evitar accidentes laborales, legislaci√≥n sobre derechos del trabajador y obligaciones del empleador, y normas que rigen¬†para¬†el trabajo infantil, evitando el empleo de menores de 16 a√Īos en cualquier r√©gimen laboral.

Preservar la calidad

Desde el a√Īo 2016, el INYM promueve las Buenas Pr√°cticas en Manufactura (BPM) poniendo a disposici√≥n¬†la posibilidad de realizar sin costo la auditor√≠a previa a la certificaci√≥n¬†que otorga el Instituto Argentino de Normalizaci√≥n y Certificaci√≥n IRAM. A la fecha 13 secaderos y un molino de la zona productora ya obtuvieron su certificado en BPM a partir de este programa, garantizando que la yerba mate se obtiene optimizando los procesos de elaboraci√≥n y bajo el cumplimiento de todas las normas de seguridad del personal.

En el 2013 la yerba mate fue declarada Infusi√≥n Nacional por el Congreso de la Naci√≥n, un respaldo al alimento que eligen todos los d√≠as los argentinos¬†y que gana espacio en diferentes partes del mundo. Mediante una tarea conjunta entre el INYM y las empresas del sector, el producto fue ampliamente promocionado dentro y fuera del pa√≠s, posicion√°ndose en Chile, Estados Unidos, Medio Oriente (Siria y L√≠bano) y Europa (Francia, Espa√Īa y Alemania) y adapt√°ndose a las diferentes formas de consumo. En la Argentina, logr√≥ reconocimiento propio con la feria MATEAR, en Buenos Aires, que el a√Īo pasado reuni√≥ a m√°s de 100 mil visitantes.

Recientemente, ante la emergencia sanitaria por Covid 19, la yerba mate fue la primera cadena agroindustrial de la Argentina que se comprometi√≥ con medidas concretas para asegurar el cuidado de la salud de quienes trabajan en el sector y de quienes consumen el producto. El INYM lanz√≥ la campa√Īa masiva a nivel nacional ‚ÄúTom√° mate, tom√° precauciones‚ÄĚ brindando informaci√≥n clara y relevante sobre los recaudos que debemos tener a la hora de tomar la Infusi√≥n Nacional, y entreg√≥¬†a los productores y prestadores de servicios kits sanitarios para que los tareferos puedan realizar sus tareas minimizando los riesgos, garantizando la permanencia de la yerba mate como un producto natural, saludable y seguro en todo el pa√≠s y en distintas partes de mundo.

El área de Fiscalización del INYM asesora y realiza controles (en establecimientos, rutas y chacras) para el cumplimiento de normas de traslado y la manipulación de la materia prima; asimismo, toma muestras de los paquetes de yerba mate en góndolas, a través de lo cual se conoce y preserva la calidad del alimento.

Educación e investigación para el desarrollo

Entre las funciones del INYM -indica la Ley 25.564- se encuentra la de facilitar capacitación específica y formación de recursos humanos de quienes brindarán sus conocimientos en beneficio del sector yerbatero.

En ese marco, el Directorio de la institución resolvió, a partir del 2007, financiar investigaciones científicas para determinar las propiedades benéficas que tiene la yerba mate en la salud, mejorar las condiciones de trabajo y optimizar la calidad y eficiencia del sector; y a partir del 2011, otorgar becas secundarias y luego también universitarias.

Las investigaciones, además de mejorar el sector, fomentan el desarrollo científico, generan trabajo y sus resultados apuntan a todo el circuito yerbatero. Es así que a técnicos e investigadores de las más importantes instituciones y unidades agrarias y académicas del país ya han concretado importantes avances sobre mejoramiento genético y propagación de plantas; fisiología, manejo sanitario y nutrición; y sistemas de cosecha, herramientas, maquinarias y logística en producción primaria de yerba mate.

Resulta importante recordar aqu√≠ ‚Äďentre muchos otros- el estudio que revela que quienes consumen yerba mate en sus diversas modalidades -mate, mate cocido o terer√©- incorporan al organismo una importante cantidad de polifenoles totales, que son los antioxidantes que mejoran las defensas naturales del organismo y lo protegen contra el da√Īo celular que causa que el cuerpo se deteriore.

En el 2017 el INYM cre√≥ la Base de Datos Documental Bibliogr√°fica sobre Yerba Mate y Salud que re√ļne 224 publicaciones, y desde ese a√Īo, junto al Consejo Nacional de Investigaciones Cient√≠ficas y T√©cnicas (CONICET), el m√°ximo organismo referente en ciencia de la Argentina, cofinancia becas Doctorales y Postdoctorales para desarrollar estudios.

Las Becas Estudiando con el Mate para alumnos de escuelas secundarias y universitarias es una medida orientada específicamente a hijos de productores y trabajadores del sector yerbatero, que cursan en escuelas con orientación agrícola o en facultades las carreras de Ingeniería Agronómica, Ingeniería en Alimentos, Ingeniería Electromecánica e Ingeniería Química, en Misiones y Corrientes, completando así un abanico de posibilidades para el estudio e incentivos de temas vinculados al sector.

Finalmente, se destaca la br√ļjula que marca el norte del INYM por los pr√≥ximo a√Īos: el Plan Estrat√©gico para el Sector Yerbatero, un logro de casi dos a√Īos de trabajo (2012 ‚Äď 2013) que re√ļne las l√≠neas de acci√≥n consensuada por todos los sectores que integran la actividad yerbatera y que fue generado con el apoyo de los Gobiernos de las Provincias de Misiones y Corrientes, el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), el Instituto Nacional de Tecnolog√≠a Agropecuaria (INTA) y la Universidad Nacional de Misiones (UNAM).