De los creadores de “yo te llamo” y “después te aviso” llega “cuando pase todo esto”. Muchos comercios no ven la hora de volver al pasado para otra vez hacer su negocio rentable. Si a esta altura de la cuarentena tenés un comercio minorista, sos un sobreviviente, pero el futuro no es prometedor; según los pronósticos es probable que muchos no lleguen a la navidad 2020 o terminen cerrando en el 2021.

Los minoristas están enfrentándose a la tormenta perfecta. Los consumidores no están en las calles y trasladan su consumo a internet como el gran centro comercial.

A los proveedores de algunos rubros no les está conviniendo trabajar con muchos minoristas; prefieren que sean pocos y grandes. Sumando a que también optaron por vender de forma directa.

Cuesta mucho llegar a pagar al personal, (si es que logran hacerlo), y si el mismo está en blanco sabemos que alrededor del 60% son impuestos.

Pero miremos el vaso medio lleno.

Los comercios que mejor se adapten son los que sobrevivirán. Por eso quiero compartirte 10 pasos para sobrevivir, que van desde lo más básico a lo más complejo. Así que vamos a ello.

1) Prepararse para vender online para siempre

El primer cambio es en la cabeza; hacerse la idea de vender sin contacto físico. Nada impide que un nuevo virus pueda aparecer, por lo tanto que no te vuelva a parar. La primera vez es culpa del virus, la segunda es culpa tuya. Aunque no tengas un ecommerce mentalizate en tu cabeza que vas a tener una venta con contacto cero.

2) Atención por Whatsapp, Messenger o telefónica

Hubieron muchos memes donde decían “venta online” y daban su número de whatsapp en tono de burla. ¡Pero esto es totalmente válido! porque es un comienzo, atender a la gente es fundamental. Si estas solo, podes buscar la manera de automatizar los mensajes. Tu objetivo es servir, darle un servicio a tu potencial cliente. Humaniza tu whatsapp.

3) Click y organizar pedidos

Una opción es cerrar tu local de manera definitiva y aprovechar ese espacio físico para organizar los pedidos, armar entregas, y entregar por una ventanilla. Que la gente solo pase a pagar y retirar, evitando la cola o el numerito con el turno que muchos ya odian.

4) Entrega a domicilio

Sumado a lo anterior, la entrega a domicilio es otra alternativa. La gente ya está acostumbrándose a esto y a pagar por este servicio. Amigate con los motomandados, bicimandados, PedidosYa, Rappi… tenés que encontrar la manera de hacer llegar tu productos. Insisto, la gente ya sabe que tiene que pagar aparte por ese servicio, y lo está haciendo.

5) Cobro con contacto cero

Hoy existen soluciones muy válidas, se llaman pasarelas de pago o billeteras virtuales. Ellas son Mercadopago, Todopago, Valepei, etc. Es importante que puedas familiarizarte con el uso de estas herramientas, se pueden hacer pagos con débito, crédito, depósitos, transferencias. Para los que no tienen una cuenta bancaria, éstas tienen opciones de pagar en efectivo a través de rapipago y pagofacil. Son una solución, y por supuesto tienen una comisión que deberás incorporar al precio de tu producto.

Dejame decirte que con estos 5 primeros pasos ya estás dando batalla al nuevo mundo del ecommerce.

6) Catálogo Online

El estado de WhatsApp, historias de Instagram y Facebook pueden ser un buen aliado, pero es engorroso estar haciendo este trabajo todos los días y aparte si tenemos muchos productos, el usuario pierde interés o nos termina silenciando o bloqueando. Herramientas como las redes sociales (la FanPage de Facebook tiene un modo de catálogo) o un .pdf cargado en Google Drive o Dropbox. ofrecen alternativas gratis muy convenientes para estos casos, que te servirán mucho para organizarte en primer lugar, y luego contar con un enlace que puedas mandar a la gente y estos se enteren qué ofreces.

7) Ecommerce

De esto ya lo hablamos en el artículo anterior. Puedes sumar a conectar esa tienda online a tu sistema de stock y aprovechar tu inventario existente.

8) Estar en los marketplace

Mercadolibre, Amazon, etc. Estar en estas tiendas puede ser una gran experiencia para foguearse en el ecommerce, porque la competencia es grande y puedes buscar estrategias en el precio o con los envios gratis.

9) Amplía tu público

Estuviste anclado a vender a la gente que pasa por tu vereda, quizás pagando costos gigantes por querer estar en el centro comercial. Es hora de ampliar. Una buena estrategia es mudarse a un local más económico y colocar ese ahorro en campañas de Google Ads. Lo bueno que tiene este sistema de marketing digital es que no monopoliza y ofrece a todos las mismas oportunidades.

10) Buscar un nicho de especialización

Vender en internet es un mundo, hay mucha competencia, hay que encontrarle la vuelta. Dejame decirte que con las campañas de google nos damos cuenta que aquí funciona exactamente lo contrario a lo que sucede en un comercio físico. En un local tienes que tener un abanico de productos para ofrecer, en el caso online, las personas buscan “ese” producto. Así que si especializas tu oferta a un solo producto puedes ganar mercado en internet.

Que tu producto valga la pena comprar por internet, buscá la compra emocional, lo racional ya lo trae al entrar en internet. Es fundamental formarte en la venta online, y que tu mente sea positiva en cuanto a que ésta es una oportunidad.