La Directora del Departamento de Ciencias de la Atmósfera y los Océanos de la Universidad de Buenos Aires, Moira Doyle, y el Director de la carrera de Meteorología de la Universidad Nacional de los Comechingones, Franco Todone, analizan la relevancia que tiene la meteorología en un país como Argentina y las posibilidades que se le presentan a quienes deciden estudiarla.

Magal√≠ de Diego (Agencia CTyS-UNLaM) – Si bien en el imaginario social la tarea del meteor√≥logo suele estar ligada a la difusi√≥n del pron√≥stico en medios de comunicaci√≥n, la meteorolog√≠a es una de las ‚Äúcarreras estrat√©gicas‚ÄĚ que m√°s r√°pida inserci√≥n tiene en el mercado laboral, ya que su aporte puede ser sumamente √ļtil tanto en el sector privado como en el sector p√ļblico.

‚ÄúEn nuestra sociedad, el panorama que se tiene es muy limitado y no hay mucha conciencia de todo lo que puede hacer un meteor√≥logo. En general, esta ciencia se asocia a los temas de impacto del momento, como puede ser el fen√≥meno de ‚ÄúEl ni√Īo‚ÄĚ, el estado del agujero de ozono o el cambio clim√°tico‚ÄĚ, plante√≥ Moira Doyle, doctora en ciencias meteorol√≥gicas, investigadora del CONICET y directora del Departamento de Ciencias de la Atm√≥sfera y los Oc√©anos de la Universidad de Buenos Aires.

Acorde a la palabra de Doyle, ‚Äúla variedad de √°reas en las que esta ciencia est√° involucrada para trabajar de forma interdisciplinaria es muy amplia y es necesario que la poblaci√≥n note esto. En otros pa√≠ses, hay mucha concientizaci√≥n sobre c√≥mo actuar ante eventos meteorol√≥gicos y ya desde los colegios se trabaja con el tema, por lo que desde muy chicos tienen otro contacto con esta ciencia‚ÄĚ.

En l√≠nea con esta idea, el Ingeniero Franco Todone, director de la carrera de Meteorolog√≠a de la Universidad Nacional de los Comechingones (UNLC), en San Luis, cree que ‚Äúla meteorolog√≠a tendr√≠a que estar m√°s presente en los secundarios porque, si bien de a poco se va percibiendo c√≥mo cada vez las variaciones clim√°ticas nos afectan m√°s a nivel social, productivo y ambiental, necesitamos m√°s personas interesadas en estudiarla y la escuela puede ser una gran aliada para eso‚ÄĚ.

Para Todone, ‚Äúesta es una de las carreras del futuro, porque el problema del cambio clim√°tico s√≥lo mostr√≥ la punta del Iceberg y, aunque se vienen cambios graduales, si no nos adaptamos a los nuevos escenarios clim√°ticos y no tenemos los profesionales adecuados, vamos a estar complicados‚ÄĚ.

Facilidades para estudiar Meteorología

En la UBA, el plan de estudio se fue modificando para poder responder a las exigencias del mercado laboral, pero, al mismo tiempo, acortar los tiempos de esta carrera que lucha por mejorar sus √≠ndices de graduaci√≥n. ‚ÄúActualmente, despu√©s del Ciclo B√°sico Com√ļn (CBC), el nuevo plan contempla cuatro a√Īos de cursada y se redujo la proporci√≥n de asignaturas de matem√°tica y f√≠sica‚ÄĚ, explic√≥ Doyle, qui√©n destaca que ya en el primer a√Īo los alumnos se encuentran con la materia de Meteorolog√≠a General.

En 2010, con el objetivo de alentar a los j√≥venes a estudiar esta disciplina, el Ministerio de Ciencia y T√©cnica, estableci√≥ el programa de Becas Progresar, cuya asignaci√≥n prioriza las llamadas ‚Äúcarreras estrat√©gicas‚ÄĚ, dentro de las cuales se encuentra meteorolog√≠a. Quienes cumplan con los requisitos podr√°n recibir hasta $6.900 mensuales.

‚ÄúEsto se dio ya que gran parte del personal del Servicio Meteorol√≥gico Nacional (SMN) estaba cercano a la jubilaci√≥n y hab√≠a que reemplazar a estos trabajadores, pero no hab√≠a suficiente gente graduada para cubrir los puestos‚ÄĚ, se√Īala Doyle, qui√©n destaca que, en la UBA, en los mejores a√Īos, ingresan solamente cerca de 50 alumnos nuevos.

La falta de profesionales en esta √°rea es un problema hist√≥rico a nivel nacional ya que, a diferencia de pa√≠ses como Brasil o Estados Unidos, que cuentan con muchos centros de estudio ofertando la carrera, en Argentina solo hay tres lugares para estudiar meteorolog√≠a: la UBA, la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y, desde hace s√≥lo tres a√Īos, tambi√©n en la UNLC.

‚ÄúDecidimos incorporar esta carrera principalmente porque no exist√≠a en el interior del pa√≠s oferta acad√©mica en meteorolog√≠a y todo aquel que decidiese inscribirse ten√≠a que mudarse a Buenos Aires, lo que generaba un gran desarraigo en nuestros j√≥venes‚ÄĚ, coment√≥ el director de la carrera de Meteorolog√≠a de la Universidad Nacional de los Comechingones en di√°logo con Agencia CTyS-UNLaM.

‚ÄúAdem√°s – agreg√≥ Todone -, la regi√≥n Cuyo tiene una singularidad que es la meteorolog√≠a de monta√Īa. Esto sucede en todo el pa√≠s porque las cuestiones meteorol√≥gicas no son lo mismo en la pampa h√ļmeda que en la sierra o en la cordillera. La realidad regional es sumamente diferente y hay que ajustar los modelos globales al nivel regional y comenzar a generar profesionales en un entorno especializado‚ÄĚ.

Argentina posee una geograf√≠a muy variada y los pron√≥sticos aplicados a problem√°ticas locales parecen ser una de las grandes deudas de la meteorolog√≠a argentina. ‚ÄúHay inundaciones, tormentas extremas o granizo en lugares donde antes no. Hay una revoluci√≥n ambiental que tenemos que abordar de alguna forma y el meteor√≥logo es el profesional indicado. Los tiempos cambian y con ello cambian las carreras, por eso tenemos que adaptarnos a estos nuevos escenarios que exigen profesionales especializados‚ÄĚ, concluy√≥ el ingeniero.

Categorías: Notas y Noticias