La iniciativa del diputado nacional Cacho Bárbaro que espera tratamiento en el Congreso Nacional lleva firmas de legisladores de la Renovación, el Pro, la UCR y el Frente de Todos. La Legislatura de Misiones manifestó la importancia de avanzar con esta solución.

Un nuevo impulso tuvo en la provincia el Proyecto de Ley ingresado al Congreso de la Nación que propone un régimen especial para la importación casual y a tasa cero de maquinaria e implementos agrícolas usados, con destino exclusivo a las unidades productivas de pequeños agricultores en provincias fronterizas.

En palabras más simples, el proyecto que se estudia en Nación propone autorizar el ingreso de tractores usados desde Brasil (o cualquier otro país del Mercosur) sólo y exclusivamente para el uso de pequeños productores en chacras menores a 100 hectáreas, una realidad que en Misiones se da de hecho y que suele terminar en la lamentable criminalización de los colonos por parte de las fuerzas federales.

El jueves, por iniciativa del diputado Isaac Lenguaza y el bloque el Pays, la Legislatura aprobó sobre tablas y por unanimidad la declaración “de Interés Provincial” que manifiesta un fuerte apoyo al proyecto de Ley de Héctor Orlando Bárbaro (Pays). La calificación resalta la importancia de la propuesta y la coincidencia de todos los sectores en su necesaria aprobación, ya que posibilitará un salto tecnológico en las chacras más humildes que no acceden a la compra de implementos de fabricación nacional por los altos precios.

Esa coincidencia también quedó manifestada en el acompañamiento de diputados nacionales de diferentes bloques que fueron co-firmantes del proyecto de Bárbaro al momento de su presentación en el Congreso, a principios de agosto.

El proyecto lleva las firmas del autor, Bárbaro, y de los diputados nacionales por la Renovación Ricardo Welbach y Flavia Morales; del Pro Alfredo Schiavoni; de la UCR Luis Pastori; y del Frente de Todos (bloque al que pertenece Bárbaro) Cristina Brítez, Jorge Antonio Romero y Leonardo Grosso.

La propuesta

El proyecto de Ley para la importación casual de maquinaria agrícola usada propone que solo los pequeños productores monotributistas o monotributistas sociales con explotaciones menores a 100 hectáreas ubicadas en zonas de frontera, puedan comprar una sola maquinaria agrícola a tasa cero cada cinco años. También propone que esta maquinaria ingresada a las provincias fronterizas no pueda ser revendida por dos años, y que no abandonen la jurisdicción original bajo ningún concepto. “También busca legalizar la maquinaria ya existente en nuestro territorio con la posibilidad de hacer el trámite de inscripción registral ante escribano público, con lo que se frenarían los operativos que le sacan a los trabajadores las pocas herramientas que tienen” expresó Cacho Bárbaro.

Por su parte, Lenguaza señaló que “declarar de interés provincial esta propuesta es un fuerte gesto de apoyo a nuestros colonos que se parten la espalda para trabajar la tierra con herramientas del siglo pasado, y que compran tractores usados para trabajar, no para especular”. La iniciativa “es buena, es oportuna, es posible, no afecta a la industria nacional y pretende colaborar con el arraigo, la productividad, el freno al éxodo rural, por eso logró saltar la grieta y tiene el apoyo de todos los sectores políticos” finalizó.