El Gobierno anunció este lunes que la adhesión al canje de deuda bajo ley extranjera fue del 99%.​ El ministro de Economía, Martin Guzmán, fue el encargado de hacer el anuncio formal en un acto encabezado por Alberto Fernández, donde también estuvo la vicepresidenta Cristina Kirchner.

«En los últimos días se han trabajado las condiciones de una oferta que tuvo una aceptación masiva por parte de nuestros acreedores», comenzó Guzmán, quien luego precisó: «Hoy tenemos que el 99% de la deuda pública bajo ley extranjera ya a quedado reestructurada y esto se condice con una adhesión total del 93,55% que eleva el porcentaje reestructurado al 99%».

Por su parte, el Preside destacó que «hoy tenemos la tranquilidad de que no hemos traicionado esa confianza. Hicimos las cosas tal como prometimos hacerlas».

«Como explicó el Presidente el día 10 de diciembre del 2019 cuando asumimos el gobierno nos pusimos como objetivo inmediato tranquilizar a la economía Argentina, poder restaurar condiciones para encarrilar a Argentina en un proceso de desarrollo inclusivo, dinámico y que se pueda sostener en el tiempo, poner a Argentina de pie y poder mantener a Argentina de pie», resaltó el funcionario en el acto en el Museo del Bicentenario.

Quien además señaló que Argentina avanzó «en resolver el default virtual en que estaba Argentina buscando consensos, fuimos de la mano con el Congreso para tener un acuerdo que nos permita restaurar la sostenibilidad, compromiso que pudiéramos sostener y cumplir».

Guzmán también adelantó que el 15 de septiembre enviarán al Congreso el proyecto de ley de presupuesto y enfatizó que «el presupuesto va a mostrar la visión de que en un contexto de recesión profunda, el Estado va a jugar un rol decisivo para generar políticas de crecimiento de las exportaciones y políticas de crecimiento de la producción».

«Va a incluir números concretos, el déficit fiscal al que se apunta debe ser lo suficientemente grande para impulsar la economía y debe estar lo suficientemente contenido para financiar lo que tenemos, apuntamos a un déficit fiscal primario de alrededor del 4,5 por ciento del PBI», destacó el ministro.

En cuanto a las negociaciones con el FMI, Guzmán sostuvo que «a partir del año 2018 Argentina tomó 44.000 millones de deuda con el FMI para restaurar al confianza en los mercados. pero la realidad fue distinta, Argentina no pudo acceder al mercado de crédito para pagarle al FMI y hoy no hay como pagarle».

«Hoy buscamos un acuerdo para refinanciar esa deuda y tener más tiempo para recuperar la economía y generar la capacidad de pago. El acuerdo se va a enviar al Congreso para su aprobación, algo que no se ha hecho nunca, está alineado con la idea de cuidar a la Argentina», añadió.

Y reclamó que «nunca más se de esta situación que un Gobierno determinado tome deuda basado en expectativas y que luego le queda como problema a la sociedad argentina que paga con menos empleo y más pobreza. Esto no tiene que volver a ocurrir.»

Por su parte, Fernández cuestionó que en el proceso de negociación «se mezclaban intereses externos, intereses internos porque escuchábamos voces que decían ‘hay que arreglar rápido; los que nos decían ‘si no resolvemos esto de inmediato la Argentina va a caer en default, negando que la Argentina ya estaba en default».

«Argentina quedó en default en enero del 2018 cuando los mercados le dijeron no le prestamos más plata a la Argentina. Y fueron dos años de luchar contra la mentira, de hacerles entender a la Argentina que estábamos en default, encerrados en ese laberinto, que nosotros sabíamos cómo podíamos salir y que tenían que confiar en nosotros», agregó.

El resultado fue exitoso para una negociación que estuvo a punto de caerse. Es la quinta oferta realizada por el ministro de Economía, Martín Guzmán.